• Domingo, 13 de agosto de 2017
  • Edición impresa

Venezuela: el Mercosur rechaza usar la fuerza

Luego de que el presidente de EEUU dijera que estudiaba una “opción militar” para el país caribeño, el bloque continental y otros organismos pidieron calma.

Agencias

El Mercosur rechazó ayer el uso de la fuerza para el restablecimiento del orden democrático en Venezuela, horas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no descartara apelar a una opción militar en el país sudamericano. 

“Los países del Mercosur consideran que los únicos instrumentos aceptables para la promoción de la democracia son el diálogo y la diplomacia. El repudio a la violencia y a cualquier opción que implique el uso de la fuerza es insoslayable y constituye la base fundamental de la convivencia democrática, tanto en el plano interno como en las relaciones internacionales”, advirtió el bloque en un comunicado difundido ayer. 

El Mercosur, integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, suspendió hace una semana de forma permanente a Venezuela al considerar que el gobierno de Maduro cometió una “grave ruptura del orden democrático”, tras la instalación de la Asamblea Constituyente en Caracas. 

Trump declaró el viernes que no descarta “la opción militar”. “Tenemos muchas opciones para Venezuela. Es nuestro vecino. Tenemos tropas en todo el mundo, en lugares que están muy, muy lejos. Venezuela no está muy lejos y la gente está sufriendo y muriendo. Tenemos muchas opciones para Venezuela, incluyendo una posible opción militar si es necesaria”, insistió ante la prensa. 

Por su parte, el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, consideró “un acto de locura” la advertencia de Trump. “Yo digo que esto es un acto de locura, de supremo extremismo. Hay una élite extremista del gobierno de los Estados Unidos, con la que realmente no sé qué está pasando, qué va a pasar en el mundo, si es que se va a acabar con la humanidad, con el planeta Tierra, todos sus recursos”, declaró el ministro venezolano. 

La Asamblea Constituyente y los militares, en tanto, cerraron filas alrededor de Maduro. Los 545 asambleístas de la Constituyente -todos del chavismo, pues la oposición se negó a participar en la elección por considerar fraudulento el sistema de votación- aprobaron ayer un acuerdo para expresar su “absoluto respaldo” al gobernante socialista. Durante la sesión en el Palacio Legislativo, sede del Parlamento de mayoría opositora, los asambleístas se declaraban “dispuestos a todo” si se concretara una intervención militar. “¡Los fusiles llegarían a Nueva York, señor Trump!”, clamó el asambleísta Nicolás Maduro Guerra, hijo del presidente venezolano.

Por otra parte, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no ha reaccionado formalmente a las declaraciones de Trump. 

Ayer, tratando de reactivar sus protestas, mermadas después de fracasar su intento de bloquear la Constituyente, la oposición marchó en Caracas en apoyo a dos alcaldes destituidos y condenados a 15 meses de cárcel. Los manifestantes se mostraron divididos en torno a Trump. Uno de ellos, Orlando Moreno, dijo que “los problemas de los venezolanos los tenemos que resolver los venezolanos”, mientras que otra de las participantes, María Blanco, se mostró “de acuerdo con todas las ayudas que puedan venir”. 

 

Adelantaron elecciones para octubre

Las elecciones regionales en Venezuela se realizarán en octubre y no en diciembre como estaba previsto, según ordenó ayer la Asamblea Constituyente que rige al país caribeño como un “suprapoder” desde la semana pasada.

La Constituyente decretó “reprogramar para octubre de 2017 el proceso electoral para escoger gobernadores” de Estado, según un acuerdo aprobado por unanimidad por los asambleístas y leído ayer en el Congreso por uno de los vicepresidentes del órgano, Isaías Rodríguez. AP