• Viernes, 11 de agosto de 2017

Una mujer y dos hombres murieron mientras escapaban de una patrulla fronteriza

Ocurrió en San Diego, EEUU. Las víctimas viajaban en una camioneta que chocó contra un muro. Hay un herido grave.

AP

Una camioneta sufrió un accidente en una autopista de San Diego cuando trataba de escapar de agentes de inmigración. Tres personas que iban en el vehículo murieron y otra resultó herida, dijeron las autoridades el viernes.

La persecución comenzó después que dos agentes de la Patrulla Fronteriza que realizaban un patrullaje de rutina revisaron la placa del GMC Envoy ayer y fueron informados que el vehículo estaba vinculado con un sospechoso de homicidio y contrabando humano que posiblemente estaba armado, dijo la agencia en un comunicado.

Cuando los agentes ordenaron al conductor de la camioneta que se detuviera a la orilla de la autopista interestatal 15, el chofer aceleró.

El conductor aparentemente viró bruscamente para salir de la autopista, la camioneta chocó contra la valla de separación y se fue hacia abajo por un terraplén, tras lo cual los ocupantes salieron expulsados del vehículo, dijo la Patrulla de Caminos de California.

Dos personas murieron en el lugar, y otra persona falleció en un hospital. Otro pasajero resultó herido de gravedad.

Los fallecidos fueron un hombre de 28 años de San Diego, así como una mujer y un hombre que se cree tenían veintitantos años, sin embargo, la Policía continúa sus esfuerzos para identificarlos, afirmó el agente de la Patrulla Fronteriza, Jake Sanchez. Un hombre de 22 años de San Juan Bautista, México, continuaba hospitalizado.

Las autoridades no han dicho si el sospechoso de homicidio iba en la camioneta ni dieron detalles sobre la identidad ni sobre los delitos del sospechoso.
Funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza en San Diego dijeron que no tenían más información salvo la contenida de manera elemental en el comunicado y remitieron las llamadas a la Patrulla de Caminos de California.

Mark Endicott, supervisor de la Patrulla Fronteriza, dijo al The San Diego Union-Tribune que los agentes están "altamente calificados y muy bien entrenados, e intentan detener un vehículo solo después de tener bastantes sospechas".

La política de la Patrulla Fronteriza indica que los agentes sólo pueden perseguir a vehículos cuando el beneficio es mayor al peligro inmediato de la persecución, de acuerdo con el diario.

La política es resultado de una reforma de la década de 1990, implementada después de un choque durante una persecución de la agencia en el condado de Riverside, California. Cuatro estudiantes murieron en el incidente registrado cerca de una secundaria, así como un padre que estaba llevando a su hijo a la escuela.