• Lunes, 26 de junio de 2017
  • Edición impresa

Una dura derrota de Los Leones en la final

La Selección argentina cayó ante Holanda (6 a 1) en Londres. Los Albicelestes, clasificados a la etapa final del torneo en la India y también al Mundial masculino, tuvieron en Gonzalo Peillat al mejor jugador del torneo y goleador de la etapa.

Redacción LA

El seleccionado argentino de hockey sobre césped masculino, Los Leones, no pudo con el poder ofensivo de Holanda y perdió por 6-1, en la final correspondiente a la penúltima instancia de la Liga Mundialque se llevó a cabo en Londres. 

Matías Paredes, a los 13’ del último cuarto, marcó el único tanto del equipo albiceleste. En tanto que Valentín Verga, a los 4’ y 14’ del primer cuarto, Thijs Van Dam, a los 12’. del segundo cuarto, Robbert Kemperman y Mirco Pruijser, a los 3’ y 5’ del tercero, respectivamente, y Thierry Brinkman, a los 13' del último cuarto, marcaron para el Naranja.

Los Leones, que ya habían conseguido el pase a la Copa del Mundo 2018, en India, y también a la fase final de la tercera edición de la Liga Mundial que se jugará del 1 al 10 de diciembre en Bhubaneshwar, India, no mostraron su mejor versión del torneo y pagaron muy caro todos los errores ante Holanda, una de las grandes potencias del hockey sobre césped mundial. Más allá de la derrota, el argentino Gonzalo Peillat recibió los premios como el mejor jugador y goleador de la etapa. 

 

El partido de las dudas

En el encuentro jugado en el Centro de Hockey y Tenis de Lee Valley, ubicado en el Parque Olímpico Reina Isabel, hubo un claro equipo dominador de todas las acciones de juego, lo cual quedó reflejado en el abultado marcador. 

En la primera mitad, Argentina no logró tener la bocha para generar juego ofensivo y, las pocas veces que lo consiguió, careció de la velocidad y la precisión para llevar peligro hasta el arco de Holanda, que comenzó a liquidar la final en el primer cuarto de hora. 

El seleccionado europeo, conducido por el argentino Maximiliano Caldas, quien llevó al hockey femenino holandés a ganar todos los títulos internacionales, no perdonó ninguna falla defensiva nacional y facturó cada vez que estuvo frente al arco protegido por el arquero Juan Manuel Vivaldi. 

El actual campeón olímpico y lider del ranking mundial de la Federación Internacional (FIH) perdió la bocha en dos oportunidades en mitad de cancha y a través de una jugada abierta Valentín Verga, argentino nacionalizado holandés, aprovechó para entrar por el centro de la defensa y marcar lo dos primeros goles. 

A partir de ese momento, los “Naranjas” impusieron las condiciones, merced a un mayor resto físico, posesión de pelota y llegadas al arco, y sentenciando la final, donde Argentina no pudo desarrollar su juego ni el nivel de sus anteriores presentaciones. 

Argentina, que ganaron el oro olímpico en Río 2016 por primera vez en la historia, habían llegado al último partido tras derrotar a Corea del Sur (2-1), Malasia (5-2) y China (10-0) y empatar 3-3 contra Inglaterra en la fase de grupos. En los cuartos de final, los dirigidos por Carlos Retegui superaron a Pakistán (3-1) y, en semis, a Malasia (2-1). 

 

Las voces de los Leones

“Holanda es un equipo que cuando abre el marcador muy rápido se agranda y se hace difícil encontrarle la vuelta”, explicó Pedro Ibarra, defensor y capitán de Los Leones. 

Ibarra puntualizó: “El equipo nunca se resignó y lo fuimos a buscar como ante Inglaterra (cuando Argentina perdía por 3-0 y empató), pero con Holanda lo pagamos caro”. 

“En el entretiempo nos miramos a la cara y nos comprometimos a dejar todo en la cancha. Nos vamos con la cabeza en alto porque no nos guardamos nada. Ahora tenemos que tomar esta derrota como una experiencia, asimilarla, corregir los errores y saber como aplicar las conclusiones que saquemos en el futuro”, concluyó el capitán. 

Por su parte, el delantero Matías Paredes, aclaró: “Hicimos un buen torneo. Logramos los objetivos que nos habíamos planteado, pero a nadie le gusta perder una final y menos por 6-1. Es mucho para el número uno del ranking”.