• Miércoles, 11 de enero de 2017

Trump afirma que no hubo actos sexuales perversos ni “golden shower” en Rusia

El presidente electo de EEUU especuló que las agencias de inteligencia pudieron haber filtrado detalles falsos.

AP - Redacción LA

El presidente electo Donald Trump especuló hoy que las agencias de inteligencia de Estados Unidos pudieron haber filtrado detalles sobre una reunión confidencial con él que incluyó acusaciones no fundamentadas de que Rusia había recabado información financiera y sexual comprometedora acerca de su persona.

Dijo que nada de esa información es cierta: “Todo son noticias falsas. Son cosas falsas. No ocurrió''.

“Creo que es bastante triste cuando los reportes de inteligencia se filtran a la prensa'', agregó.

Sus comentarios representan su más reciente ronda de insultos a las agencias estadounidenses de inteligencia, las mismas de las que tendrá que depender para ayudarlo a tomar importantes decisiones de seguridad nacional una vez que asuma la presidencia la próxima semana.

Trump se refería a un expediente que contenía información no fundamentada sobre una coordinación cercana entre el círculo íntimo del presidente electo y los rusos, incluidos detalles sobre el hackeo ruso a cuentas de correos electrónicos demócratas, así como acusaciones sin fundamentos sobre actividades sexuales poco habituales por parte de Trump, atribuidas a fuentes anónimas.

La agencia The Associated Press no ha declarado que esas acusaciones sean auténticas.

El director del FBI, James Comey, se rehusó a decir el martes si su agencia estaba investigando cualquier posible relación entre Rusia y la campaña presidencial de Trump, bajo el argumento de que existe una política de no comentar sobre lo que podría o no estar haciendo el FBI.

No existe ningún indicio de que las agencias de inteligencia le hayan dicho a los medios de información que un resumen del expediente se incluyó en la reunión secreta con Trump la semana pasada sobre la intromisión electoral por parte de Rusia. El presidente Barack Obama también fue informado del expediente el jueves pasado.

Se incluyó un resumen de las acusaciones como un añadido a la evaluación secreta sobre los supuestos esfuerzos rusos por interferir en las elecciones. El reporte confidencial vinculó al presidente ruso Vladimir Putin con el hackeo de cuentas de correo electrónico en el Comité Nacional Demócrata y de demócratas como el jefe de campaña de Hillary Clinton, John Podesta.

Trump reconoció el miércoles, por primera vez, que cree que el Kremlin fue el responsable de la infiltración cibernética.

"En lo que respecta al hackeo, creo que fue Rusia'', dijo Trump. "Pero creo que también nos hackean otros países y personas''.

El presidente electo condenó lo que dijo que "tal vez'' fueran filtraciones por parte de las agencias de inteligencia de Estados Unidos.

Sería "una tremenda mancha en su expediente si es que realmente fueron ellos. Una horrible mancha, porque jamás debió escribirse algo así, nunca debió hacerse y mucho menos difundirse'', dijo Trump durante una conferencia de prensa.

Comparó su publicación con la Alemania nazi al señalar que "es vergonzoso que las agencias de inteligencia permitieran que se divulgara cualquier información que resultó ser tan falsa''

Esta mañana, medios estadounidenses se hicieron eco hoy de un presunto documento "top secret" de los servicios de inteligencia estadounidense entregado a Barack Obama y a Donald Trump sobre "actos sexuales perversos" atribuidos al presidente electo. La versión fue publicado por el sitio BuzzFeed News y retomada por Newsweek

Durante una visita a Moscú en el 2013, el magnate -según el dossier que BuzzFeed define "no verificado"- Trump durmió en la suite presidencial del Ritz Carlton, sabiendo que era la misma utilizada por el presidente Obama y su esposa durante una visita oficial a la capital rusa

Trump, siempre según la versión, se habría acostado con algunas "prostitutas" en la misma cama usada por Obama y habría practicado el llamado "golden showers" (lluvia dorada, un acto que incluye orina