Más Deportes Jueves, 10 de agosto de 2017 | Edición impresa

Triple alegría para la argentina Casetta

La marplatense fue la primera atleta nacional en llegar a una final en la actual cita ecuménica, en cuya semi también se quedó con el récord sudamericano. Eso no fue todo. Su performance le permitió a Belén mejorar su marca nacional.

Por Redacción LA

Belén Casetta, campeona Iberoamericana en Río de Janeiro 2016 y representante argentina en los Juegos Olímpicos de ese año, se clasificó ayer a la final de mañana en la prueba de 3.000 metros con obstáculos del Mundial de atletismo de mayores de Londres.

La marplatense, de 22 años, quedó sexta en su serie eliminatoria con un tiempo de 9’35’’78/100 con el que logró un nuevo récord sudamericano al superar a la brasileña Juliana Paula Gomes dos Santosña (9’38’’/63/100) en Praga, del 6 de junio del año pasado. La argentina pulverizó, además, su propia marca nacional de 9’42’’93/1' (14/05/16), en Río de Janeiro, Brasil, con el que conquistó el Iberoamericano.

Casetta se clasificó al Mundial al ganar la prueba de 3.000 metros con obstáculos, en el 50° Sudamericano de Atletismo de mayores, que se disputó en Asunción, por primera vez en su historia, el 24 de junio pasado. Así, con un tiempo de 9’51’’40/100, Casetta se transformó en la primera argentina en conquistar esta prueba en un sudamericano de mayores (fue el primer oro de su carrera en esta categoría).

“Haber logrado el récord argentino y sudamericano es un sueño lo que estoy viviendo. Ya estaba feliz de haber hecho el récord sudamericano, que era mi objetivo. Si venía la final, bienvenida”, expresó Casetta después de la serie.

 

Casetta sabe que la lucha por las medallas es un objetivo que le viene en grande, con lo cual tendrá de nuevo como meta mejorar la plusmarca sudamericana.

 

“Estaba preparándome para esto. La concentración en la altura (en Cachi, Salta) me sirvió. En Paraguay no se dio lo de conseguir la marca mínima y terminé entrando por clasificación. El objetivo era buscar el récord y aprovechar el nivel de estos mundiales, porque los 9’30’’ los corren a su ritmo, despacio.

La idea era prenderme al primer pelotón y enfocarme en eso. Toda la serie estaba pensando en bajar la marca. Me pasó que en los Juegos Olímpicos no tuve un buen registro, pero ahora sí me saqué la espina de 2016”, amplió. La keniana Celliphine Chepteek Chespol, de apenas 18 años, fue la vencedora de la serie en la que corrió la argentina, con 9’27’’35.

En la final, Casetta sabe que la lucha por las medallas es un objetivo que le viene en grande, con lo cual tendrá de nuevo como meta mejorar la plusmarca sudamericana. “Voy a aprovechar esta competencia porque a nivel sudamericano tenemos pocas. No estoy diciendo ganar una medalla, que no es imposible pero sí difícil. La idea es aprovechar el pelotón para tratar de mejorar mi marca”, apuntó. 

La clasificación de Casetta a la final es la principal alegría para Argentina en lo que va del Mundial, junto a la actuación del mendocino Guillermo Ruggeri, que mejoró el récord argentino (49’’69) de 400 metros vallas y había llegado a las semifinales en su prueba (el campeón es Karsten Warholm con 48’35).

Otros argentinos. Hoy competirán Braian Toledo, finalista en los JJOO 2016 y en el Mundial de Pekín 2015, en lanzamiento de jabalina, y el fondista Federico Bruno (1.500 metros), flamantes campeones sudamericanos en sus respectivas pruebas.