Estilo Domingo, 1 de enero de 2017

Sin escotes pero sexy: qué trae la moda para este nuevo año

Pocos escotes, vuelven las faldas largas y anchas, mucho estampado, cuellos bote y altos, blusas cerradas, collares de perlas y mucho más.

Por DPA

La moda tomará elementos de las tendencias abstractas de las metrópolis, de las pasarelas, de los blogs y de las revistas especializadas y los transformará en algo para llevar todos los días. ¿Qué se vendrá en 2017? Un estilo aparentemente puritano que no dejará de ser sexy. Blusas cerradas, collares de perlas y pantalones poco ajustados serán cuestión de todos los días. Las principales características serán las siguientes:

- Vuelven los cortes de antes: A muchos jóvenes les resulta embarazoso ver lo que solían llevar sus padres. En los 80 y los 90 la moda estuvo marcada por cortes bastante generosos combinados con ombligos al aire y tatuajes por encima del coxis. ¿La onda? Ser eternamente joven. Pero está claro que una tendencia así no puede perdurar. Hoy esa "falsa juventud" que pretendía emanar de la moda nos tiene hastiados. Al menos eso es lo que opina el diseñador Carl Tillessen.

Entonces, ¿cómo seguir? Los gustos toman un nuevo rumbo con el cambio generacional. De hecho muchos jóvenes piensan que sus abuelas también se veían atractivas con vestidos de tela abundante. Sus ropas eran elegantes. Y hacia allí apuntará la moda joven una vez más. 

Parte de los 90 volverá a ganar terreno: los estampados experimentales, los sellos de marca volverán a verse bien grandes en las camisetas y los jerseys deportivos con capucha volverán a tomar las calles. 

- Cerrado pero sexy: las prendas serán más recatadas, los escotes más discretos. En las nuevas colecciones se ven muchos cuellos bote o altos y en el invierno hasta pueden volver las poleras.

- Más volumen: Regresan las prendas que parecen demasiado grandes y sueltas. Algunas tendrán un cinturón y pliegues para darles cierta forma. También se verán pantalones que acaban por encima del tobillo en una botamanga más bien ancha. Esos cortes se los conoce como cropped flare o kick flare.

Claro, eso no significa que lo que se llevaba hasta ahora desaparecerá totalmente. Seguirán viéndose leggins, aunque se impongan cada vez más los cortes amplios y el tiro alto, como con los pantalones al estilo Marlene Dietrich o los palazzo.

- Más mezclas de estampado: "Del minimalismo al maximalismo", parafraseó una revista especializada al describir lo que nos espera el próximo año. Se verán fusiones de estampados muy extravagantes, en particular con flores y rayas, que no faltan en ninguna colección. Lo nuevo será que todo se podrá combinar con todo.



- Más fantasía: las flores aparecen para marcar un "romanticismo moderno" o una "fantasía floral". Después de los tantos años de marketing calculado, la gente buscará libertad en la expresividad, tanto en los tipos de tela, que incorporarán encajes, como en los estampados.

- Vestido sobre pantalón: en la primavera/verano 2017 llevar una falda o un vestido sobre un pantalón puede ser una gran tendencia. Eso sí: los vestidos serán más bien de tipo túnica o camisola, algo que ya se vio en algunas colecciones de este año. Y en 2017 la falda larga y ancha también ganará mucho más terreno.