Más Deportes Lunes, 11 de septiembre de 2017 | Edición impresa

Rungvisai no dejó dudas ante ‘Chocolatito’

El tailandés conservó su faja, tras noquear al multicampeón nicaraguense, Román González. En la AMB, Inoue retuvo su cetro de la misma división.

Por Redacción LA

El campeón supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, le propinó el sábado un nocaut en el cuarto round al retador nicaragüense Román ‘Chocolatito’ González, con lo que  retuvo el cinturón en una revancha disputada en el StubHub Center de Carson (Estados Unidos).

El final del pleito llegó cuando Rungvisai derribó en dos ocasiones a González en cuarto ese episodio, en ambas oportunidades con el mismo golpe: un gancho de derecha, corto al mentón. En la primera caída fue evidente que el orgullo de Nicaragua estaba mal y aunque se levantó tras la cuenta de ocho segundos y trató de seguir combatiendo, el tailandés le repitió la dosis con la misma derecha y lo volvió a depositar en la lona.

González cayó descompuesto y quedó de cara a las luces. El referí no necesitó de aplicar el conteo de los 10 segundos, dado que era evidente que ‘Chocolatito’ requería de atención urgente

“Chocolatito está en un peso complicado. Fue campeón mínimo, minimosca, mosca y supermosca, pero en esta último peso perdió fuerza”, dijo el mexicano Abel Sánchez, entrenador de Gennady Golovkin, quien el sábado enfrentará al mexicano Saúl ‘Canelo’ Álvarez por la supremacía de los pesos medianos.

“En este paso no va a mantener esa fuerza. Por eso, lo mejor es que se siente con su equipo, el señor Akihiko Honda es un promotor de mucha experiencia. Si quiere seguir, que lo piense bien. Román debe seguir, pero debe descansar 7-8 meses. Las peleas y los entrenamientos son duros y eso afecta mucho el rendimiento de los peleadores”, añadió.

En el combate semiestelar, el campeón supermosca de la OMB, el invicto japonés Naoya Inoue derrotó por nocaut técnico tras seis asaltos, al retador puertorriqueño Antonio Nieves, y conservó el título que le arrebató al argentino Omar Narváez, en de 2014.