• Jueves, 10 de agosto de 2017
  • Edición impresa

Renunció el único psiquiatra del hospital de Malargüe

Daniel Pelayes, presentó su renuncia alegando que la misma se debe a "una cuestión de principios y de autopreservación".

Gustavo Yáñez - especial para Los Andes

Hace unos días el único psiquiatra del hospital Regional, Daniel Pelayes, presentó su renuncia. Sobre la decisión, el profesional señaló: “Me voy por una cuestión de principios y de autopreservación. No puedo estar trabajando en mala praxis, siendo cómplice, por si me meten preso por los errores y horrores que cometen otros individuos ocultados por quienes tendrían que controlarlos y que después se cortaría por lo más débil, que sería yo”.

Según el profesional, una serie de denuncias fueron hechas ante quien correspondía, en reiteradas ocasiones, pidiendo que se abriera una investigación sumarial y, desde la dirección del hospital, no se habría hecho nada al respecto. Pelayes trabajaba en el nosocomio local desde hacía cinco años. Atendía unos 100 pacientes por mes con todas las patologías existentes: esquizofrenias, bipolaridades, depresiones y otras patologías. 

Pelayes continuará atendiendo en los consultorios de OSEP, sólo a la población que cuente con dicha mutual, unos 10 pacientes que atendía en el hospital con esa obra social.

“En el nosocomio tenía unos 92 pacientes crónicos que tendrían que recibir seguimiento mensual, en vez de llenarles o no el papel de pacientes crónicos, que se los llenaba solamente una vez al mes y la comisión les repetía pero seguían siendo pacientes míos, la obligación la seguía teniendo yo. Ahora los voy a ver todos los meses para hacerles el control farmacológico”, finalizó Pelayes.

El director del hospital Regional Malargüe, Julio Montes, dijo que han consensuado con Salud Mental, para destinar psiquiatra de San Rafael a Malargüe para atender en forma particular.

Agregó que el profesional “estaría dispuesto a trabajar dos veces a la semana, que es la necesidad básica nuestra, y solucionar los problemas de consultorio, que son los que podríamos tener fundamentalmente, para casos constantes, crónicos. Con dos días de consultorio solucionaríamos el problema y de la parte de derivación se haría cargo el psicólogo”.

Sobre las acusaciones sobre mala praxis, el director del hospital expresó que “Pelayes ha tenido conflictos con los colegas suyos, con el psicólogo y con la asistente social. Hay un expediente judicial respecto de las denuncias, que él dice que no se hizo nada. Es todo mentira, está todo escrito”.