Vecinos Miércoles, 12 de julio de 2017 | Edición impresa

Reclamos en Palmira por problemas con las cloacas

Vecinos de distintos sectores denuncian olores pestilentes y líquidos que corren por las acequias o inundan algunas casas. Hay un socavón que lleva meses abierto. Prometen arreglarlo.

Por Javier Hernández - jhernandez@losandes.com.ar

Vecinos de Palmira denuncian habituales problemas en buena parte de la red de cloacas que atraviesa el casco urbano y especialmente la zona sur de la ciudad. No son pocas las quejan por la omnipresencia de olores pestilentes, por los líquidos cloacales que afloran por algunos registros, que suelen bajar por las acequias e incluso, que inundan algunas casas. También se ha vuelto una constante en las calles jarilleras los pozos que quedan mal tapados, luego de que Aguas Mendocinas emparcha o cambia algún caño. 

 

 

Muestra de ello es un peligroso socavón en la esquina de Godoy y Obreros Ferroviarios, a una cuadra de la cancha de Palmira, que se abrió sorpresivamente hace cinco meses bajo el peso de un auto que circulaba por allí, y que desde entonces permanece vallado solo con algún montículo de tierra y unas pocas cintas plásticas.

“En esa esquina se hundió un VW Gol. El auto iba pasando y el suelo se abrió y cayó dentro”, recuerda María, que vive por allí, en el barrio Los Tordos y cuenta que la zona “se ha vuelto un calvario. Acá los olores a cloaca son constantes, usted no puede salir al patio o invitar a nadie a su casa. Tenemos que vivir encerrados”.

 

 

El socavón de calle Obreros Ferroviarios ocupa media calzada y es el más grande de una docena de pozos mal cubiertos tan solo en una cuadra. “Los caños de las cloacas son viejos y Aguas Mendocinas arregla pero cubre solo con tierra”, dice José, vecinos del lugar. Hace algunos días, cansados de reclamos y de olores, la gente quemó cubiertas para pedir que alguien les dé una respuesta.

“Acá las losas de la calle están en el aire, si usted mira verá que se están hundiendo y eso es porque el piso está cediendo. Eso es lo que pasó en la esquina y puede volver a pasar”, sostiene Gisela y cuenta que las acequias que suelen llevar el contenido de las cloacas.

Daniel Arias es delegado municipal en Palmira y ratifica la gravedad de la queja, aunque subraya que la comuna no es responsable:  “La gente no exagera y todo el tiempo tenemos reclamos y constantemente están en la calles los camiones municipales para desagotar pozos, una tarea que no nos corresponde pero que hacemos porque obviamente, la gente se angustia mucho cuando ve líquidos cloacales subiendo por las rejillas de sus casas”, dice y cuenta que hay problemas de ese tipo en muchas zonas: Villa Obrero, barrio Cita y barrio Solares de Palmira son ejemplos.

Mario es uno de los vecinos de este último barrio y cuenta que pidió el camión para desagotar el pozo de su casa el sábado, pero que el lunes ya estaba otra vez con problemas.

Raquel tiene un comercio en la esquina de Patricias Mendocinas, a una cuadra de la avenida Libertador y también tiene un almanaque en la que ha marcado algunas fechas: “El 18 de marzo de 2016 se hundió la calle y desde entonces estamos reclamando”, cuenta la mujer.

Ahora, luego de que los caños fueron reparados, la calle se está asfaltando con material que pone Aguas Mendocinas y mano de obra de la comuna: “Ese es el acuerdo que hay con el municipio”, dicen desde la empresa estatal.

Alberto vive con su esposa y sus hijos en Libertador y Sargento Cabral, casi en el ingreso a la ciudad si uno viene desde San Martín: “Mire, yo acá vivo rogando que no llueva porque cuando caen tres gotas, mi casa se llena de líquidos cloacales que suben por el baño, que salen de la rejilla y que inundan todo. Es un problema de toda esta zona y nos tiene muy mal”, cuenta el hombre y dice que la situación se agravó durante este año: “Me dijeron que el problema era mío, que los caños eran viejos. Levanté el piso y cambié la cañería, pero no se arregla. Cuando llueve y el sistema deja de bombear, el líquido se vuelve y se mete en algunas casas. Hay gente que se mudó, yo no puedo hacerlo, vivo con ese drama”.

 

 

Recambio de caños y causas de inconvenientes

Desde Aguas Mendocinas explican que buena parte de la red de caños es de asbesto cemento y que a medida que surgen los problemas se van reemplazando por caños de pvc.

“Solo contando la calle Obreros Ferroviarios, la empresa ha invertido en dos años, $5 millones en obras de cloacas”, señala Sergio Picotto, jefe de la sucursal en la región Este de Aguas Mendocinas. Asegura que en el transcurso de los próximos días quedará cerrado el pozo de Obreros Ferroviarios y Godoy: “Hay un caño de agua que se ha roto varias veces, se lo reemplazó y hay que terminar de sellar una cámara profunda”.

Sostiene que uno de los problemas es que muchos pluviales están conectados a la red de cloacas: “Está prohibido y es por eso que cuando llueve, parte de la red colapsa porque se llena con agua de lluvia”.

Finalmente, admite el problema de los olores en los barrios Cita y Los Tordos: “La estación elevadora está en esa zona y lamentablemente no se puede trasladar. A veces se detiene porque es todo por bombeo y hasta que nos salta la alarma puede que haya algún problema porque se transportan muchos líquidos por la red”.