Más Deportes Lunes, 10 de julio de 2017

Raúl Lemir: el más completo de la historia

Cultivó la natación, el ciclismo y el pedetrismo, cuando encontró el equilibrio justo se convirtió en el atleta más exitoso en Mendoza.

Por Redacción LA

No era nadador, tampoco ciclista, si bien las carreras le gustaba rematarlas en el sprint estaba muy lejos de ser considerado un atleta a secas. Raúl Eduardo Lemir se convirtió en el gran referente del triatlón mendocino desde mediados de los ‘80, el múltiple campeón del Vendimia y actual entrenador nacional en esta disciplina hizo de la entrega y de la tenacidad su principal estrategia.

“Yo tenía claro que el Triatlón se definía en la prueba de pedestrismo por lo que regulaba mis energías para llegar a esa instancia siempre muy bien posicionado. Me ayudó muchísimo haber practicado natación porque ahí podía hacer buenas diferencias, pero el momento m´s emocionante era definir las carreras en el sprint sobre la línea”, explicó Lemir.

Las crónicas de Los Andes recuerdan que el ‘Turco’ fue el ganador de la primera competencia de la especialidad: El Triatlón de los Estudiantes, el 8 de abril de 1984. Y que a partir de allí se inclinó definitivamente por el Triatlón; disciplina en la que arrasó con todo circuito que encontró en su camino. 

 

 

“En natación me especialicé en estilo mariposa que es uno de los más exigentes aunque también corrí en crol con muy buenos resultados porque me clasifiqué varias veces campeón mendocino. Gané por ejemplo los torneos Marcos Avigno y Confraternidad que se vieron prestigiados por la presencia de nadadores de YPF”.

“Cuando me incliné por el Triatlón lo hice cuando en el medio existía un nivel muy parejo y Andrés Kark era uno de los rivales más difíciles de vencer por sus grandes condiciones y experiencia. Para todos nosotros resultó muy importante la participación de un atleta como Alfredo Maravilla, que había corrido la famosa San Silvestre, lo que nos obligó a superarnos permanente”, recordó.

 

El Turco hoy es el técnico de la selección argentina.

 

Al poco tiempo fui convocado a la Selección “Quería representar a mi país de la mejor manera posible cada vez que era convocado a la Selección. Aún  recuerdo el Panamericano de Mar del Plata en 1995, porque fue la experiencia más amarga de toda mi trayectoria. Cuando estaba en la punta, apenas a 10 km de la meta sufrí un pinchazo y perdí 2’30’’ en reparar la rueda, por lo que quedé noveno en la general.Ese día lloré”.

“Deportivamente crecí en el Club Mendoza de Regatas porque llegué a la institución cuando apenas tenía siete años, acompañando a mis hermanos Ricardo y Mónica. Yo también comencé a nadar y lo hice con el profesor José Luis Nenna, que también se destacó en fútbol, básquetbol y atletismo; realmente era un deportista muy completo”.

 

 

 

El triatlón, disciplina de estirpe joven

La Asociación Mendocina de Triatlón (AMT) fue fundada en diciembre de 2006, pero en Mendoza esta actividad se desarrolla desde 1984. El primer campeonato oficial de la AMT se celebró en 2007. Entre los personajes más destacados de nuestra provincia se pueden mencionar a Elina Urbano, Raúl Lemir, Luciano Cicchitti, Federico Santoni, Roberto Delpodio y Dora Best; más recientemente  Luciano Faria, Rodrigo Sendra, Yamil Amuch y Mauricio Beinat. Uno de los grandes impulsores de la disciplina e historiador de la actividad es Mario Delpodio (foto). 

El pionero de la actividad es el Club Mendoza de Regatas; en la actualidad también se practica en los denominados grupos de entrenamiento. El máximo torneo local es el Triatlón Internacional Vendimia que ya abrazó sus 30 ediciones, y es uno de las competencias más prestigiosas y antiguas del país.

 

 

Memorias de una carrera internacional

El “Turco” Lemir, el múltiple campeón del Triatlón Vendimia, fue el primer mendocino en competir en un Iroman. Fue en 1993, experiencia que vivió en Hawai con el patrocinio de Diario Los Andes. Su carrera deportiva en las pruebas combinadas -natación, ciclismo y pedestrismo- nació con el triunfo en el Triatlón de los Estudiantes, que se corrió con 34 inscriptos en Papagayos, el 8 de abril de 1984. El mismo año en el que Argentina participó, en La Haya, de la constitución de la Unión International de Triatlón (ITU).
En 1989 participó en las siete pruebas del Circuito Nacional de España, representó a la Argentina en el Primer Campeonato Mundial disputado entre 800 atletas en Avignon, Francia y fue distinguido con el Huarpe por el Círculo de Periodistas Deportivos.

Al año siguiente regresó a Europa donde disputó las doce carreras del Circuito Internacional Ibérico y fue tercero en el Campeonato Argentino que se desarrolló -por sumatoria de puntos- en Entre Ríos, Córdoba, Mar del Plata, Mendoza y San Juan. 

En 1990 participó junto a Elina Urbano y Luciano Cicchitti en el Mundial de Brisbane, Australia. En esa época también corrió en Japón y Canadá. En 1993, logró un 19° puesto -entre 1.514 inscriptos- en Hawai y continuó con el Mundial de larga distancia en Niza. A fines de la década concluyó su carrera internacional.