Estilo Lunes, 12 de junio de 2017 | Edición impresa

Pura poesía en el cuerpo

Marianela Tagliaferro expresa la alquimia de lo artístico en todas sus expresiones, con las letras o lo icónico de otros tiempos. La diseñadora aplica las nuevas tecnologías a lo textil para configurar su universo.

Por Analía de la Llana - adelallana@losandes.com.ar

“Arranqué hace 5 años en la provincia y no paré. Soy licenciada en Diseño de Indumentaria y he participado en muchas pasarelas locales, desfiles y concursos a nivel nacional con mi marca Pardo Vientre”, cuenta Marianela Tagliaferro. Uno de los talentos locales con los que contamos; que bucea mucho más allá de lo que se considera tendencia o moda. De hecho desde su misma marca plantea este universo con una mirada más profunda y sinérgica, que cobra sentido en el hecho artístico, lo cotidiano y la literatura.

- ¿Cómo surge Pardo Vientre?

-Es una mezcla entre literatura, poesía, vivencias culturales y hasta cine. En general trabajo a partir de un concepto literario o gráfico, y lo desarrollo a través del collage digital. El nombre deviene de una poesía que hice..., ¡hace tiempo!

- ¿El collage digital tiene que ver con la técnica del sublimado?

- Sí. Realizo el collage digital en la computadora para luego traspasarlo. Todas las telas son originariamente blancas y las estampas, creaciones únicas de la marca.

 

 

- Escribís, ilustrás y además diseñás. Lo que se dice una alquimista del arte en general...

- (ríe) La verdad que sí, no veo a la moda como algo banal sino como un universo en el que hay mucho por descubrir, sentir, decir y hasta leer dentro de ella.

- ¿Cómo es en Mendoza trabajar más allá de la tendencia, con cabeza puesta en buscar una vanguardia conceptual?

- Aquí hay una camada nueva de diseñadores, y también a nivel nacional, muy comprometida desde lo social; que además entiende al diseño como una herramienta de acercamiento a la sociedad. Se está trabajando mucho en las escuelas y es un aporte muy valioso. Si bien en Mendoza no es sencillo abrir la mirada, es un desafío como diseñador emergente llegar a la gente y al público, que cada vez más se anima a absorber estas propuestas, comprometiéndose con ellas.

- ¿Cómo es el proceso de trabajo de tus colecciones?

- Cuento sólo con una modista que me ayuda, yo me encargo de todo lo que es el proceso creativo hasta la concreción de las estampas y las prendas. Por ejemplo: me valgo de un concepto literario y elaboro la idea a partir de él. De hecho mi última colección, llamada “Romance abstracto”, está basada en el arte dadaísta y en los textos de André Bretón (escritor, poeta, ensayista y teórico del Surrealismo, reconocido como el fundador y principal exponente de este movimiento artístico). Luego esa idea la desarrollo a través de la técnica del collage digital. Parto de las ilustraciones que hago yo misma, para luego estamparlas en las telas. La moldería la realizo con software, lo que implica que las estampas están integradas en todo el diseño de la prenda: no son azarosas, sino que aparecen en las mangas y cuellos, casi de manera arquitectónica. 

- ¿Siempre te interesó la aplicación de las nuevas tecnologías a lo textil?

- Absolutamente. Es como un trabajo en el que he indagado desde hace tiempo, adentrándome en los métodos de estampas posibles con las  nuevas tecnologías a todo nivel; incluso en lo que implica moldería. En la provincia soy la única que trabaja el software por moldería a nivel de diseño de autor, las marcas industriales sí lo hacen.

- ¿Qué aspectos positivos tiene trabajar con este proceso?

- Uno es que el software, aplicado al diseño, es una herramienta que está creciendo a nivel nacional; algo que está bueno porque se investiga y se da lugar a nuevas cosas. Y también porque es un producto diferenciado, que genera un buen puntapié para los que trabajamos en él. Imaginate que con la moldería digital podemos adaptar la estampa al molde, trabajando con mayor calidad.

- ¿La inspiración de tus colecciones siempre es literaria?

- No. También me inspiro en todo lo que es el arte contemporáneo, el antiguo, los libros de biología, de animales, o el cine. Incluso hasta en los posters japoneses o  antiguos. Una tiene cabeza de diseñadora, lo cual implica que desde que se levanta está diseñando; no importa lo cotidiano que haga, una va pensando y craneando nuevos conceptos, a partir de muchos estímulos que nos rodean. Es importante además leer y consumir arte, ya que la tarea del diseñador conlleva un rol social. Por eso es importante ver de todo y formarse para poder volcarlo a la sociedad por medio de la profesión que se tiene.

 

 

- ¿Qué va a caracterizar tu nueva colección a presentar en 15 días?

-  Con “Romance abstracto” (inspirada como dije en el arte dadaísta y los textos de Bretón) juego mucho con el blanco y el negro, ilustraciones muy lineales, con simetría y muchas figuras geométricas. En cuanto a la morfología de las prendas, son muy básicas. Trabajo con muchas que son unisex. Lo que intento principalmente es hacer alternativas en ropa que se puedan llevar en la calle fácilmente, para que con una sola prenda se esté prácticamente vestido y cómodo. El estilo de los moldes es muy naif. Yo más que nada pongo la impronta en la estampa, si no recargaría mucho la ropa.

- ¿Te lleva mucho tiempo armar una colección?

- Se trata de prendas que implican un tiempo considerable. Para mí pasan a ser un objeto de arte y de culto. De hecho me cuesta mucho desprenderme de cada una cuando la termino, porque la moda para mí no es banal: pasa por otro lado muy diferente.

- ¿Qué proyectos te esperan?

- Voy a participar de la segunda etapa de “Concurso viste  Rosario”, evento en el cual estoy entre diez diseñadores de indumentaria elegidos a nivel nacional, representando a Mendoza. Habrá un importante jurado en el cual está trabajando el INTI y Vero Alfie entre otros referentes del diseño. A nivel nacional es muy bueno el apoyo que se hace a los diseñadores emergentes, nos permite volar más allá y desarrollar ideas innovadoras y diferentes para el diseño.

 

Para conocerla

Showroom privado de la marca: España y Peatonal (con cita previa) y venta online. 
En Facebook e Instagram: Pardo Vientre.