Policiales Jueves, 20 de abril de 2017

Misteriosa profanación de tres tumbas en el cementerio de Capital

Sucedió esta mañana en el cuadro 35. No saben si se llevaron algo. Creen que fueron vándalos, pero hay investigación judicial en marcha.

Por Ignacio Zavala Tello

Un extraño y macabro hecho se produjo esta mañana en el cementerio de Capital, ubicado en Las Heras. Sujetos ingresaron y profanaron tres tumbas a las que les quitaron las tapas de mármol. Si bien hay una versión que asegura que sustrajeron uno de los cajones, desde el municipio lo niegan y sostienen que sólo se trató de un hecho de vandalismo.

Fuentes vinculadas a la investigación indicaron a Los Andes que minutos antes de las 9 un preventor que custodiaba el lugar alertó a la Policía. El empleado de la Municipalidad de Capital indicó en el alerta que habían profanado una tumba y retirado el féretro y que había varios restos humanos fuera del sepulcro.

De inmediato una comisión policial fue desplazada al lugar. Los uniformados interrogaron al director de la necrópolis, quien les indicó que la profanación había ocurrido en el cuadro 35.

Fueron tres las tumbas profanadas, donde reposaban restos que fueron inhumados en 1976, de acuerdo al relato de las fuentes. Los efectivos constataron que a tres cajones les habían quitado las tapas y uno de los féretros había sido robado.

Para Mario Campos, el subsecretario de Servicios Públicos de la Municipalidad de Mendoza, se trató de “un nuevo acto de vandalismo, como el que sufren a diario los espacios públicos de la ciudad”. Así, negó que hubieran robado un féretro.

El funcionario, quien también tiene a cargo la dirección del cementerio, detalló que habían corrido las lápidas de tres tumbas que se encuentran sobre la tierra pero recubiertas con cemento. Bajo el mármol hay una capa de concreto que recubre los féretros.

Las autoridades estiman que el valor del mármol puede haber tentado a algún inescrupuloso, que pretendía sustraerlo. Pero se inclinan más por la hipótesis de generar daño porque sí. “Hay un desprecio por el espacio público”, sentenció Campos, entre la bronca y la resignación.

El cuadro 35 está ubicado en el sector antiguo del cementerio capitalino. Allí hay sepulturas de personas a las que sus familiares hace tiempo no acuden a recordar.

Campos explicó que peritos de la Policía Científica llegaron al lugar y constataron los daños. Luego se radicó la denuncia en la Oficina Fiscal 5 de Las Heras. Simultáneamente se inició una investigación interna para determinar si se cumplieron los protocolos de seguridad o si los profanadores contaron con algún tipo de “ayuda”. El departamento de Legales de la comuna esperará a que la fiscalía determine qué ocurrió y entonces dará la orden para que se notifique a los familiares de quienes se encuentran sepultados en las tumbas dañadas.