Imprimir Los Andes
Miércoles, 10 de agosto de 2016

Reparos de la oposición a la reforma electoral

La posible vulnerabilidad de la boleta única electrónica que propuso el Ejecutivo, así como la eliminación de las colectoras, ha despertado dudas en diversos espacios.

DyN

Diputados de la oposición cuestionaron ayer los cambios propuestos por el gobierno al proyecto de reforma electoral y volvieron a alertar sobre la vulnerabilidad de la boleta única electrónica al retomar el tratamiento de la propuesta en un plenario de comisiones de la Cámara baja, donde el oficialista Cambiemos buscará emitir dictamen la próxima semana.

La propuesta fue analizada en una reunión conjunta de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Presupuesto y Hacienda, que presiden Pablo Tonelli (Pro), Diego Mestre (UCR) y Luciano Laspina (Pro), respectivamente, y el debate continuará el próximo martes a las 14.

Tonelli defendió el proyecto del oficialismo al sostener que el Estado “se ha desentendido del problema” del robo de boletas y “no está en condiciones de garantizar”, a los electores, que “van a poder votar por el candidato de su preferencia”, por lo que consideró que “se viola sus derechos”.

“Lo que nos proponemos es que el elector cumpla con su ilusión y el único modo es con la boleta única. Por eso defendemos el proyecto del gobierno”, enfatizó el legislador, quien aclaró que “no está decidido cuál es el sistema” que se aplicará por lo que “todo lo que se pueda decir respecto de las vulnerabilidades, son conjeturas”.

La diputada Myriam Bregman cuestionó la reforma que se aplicará en las PASO, la calificó de “inexplicable” y “violatoria de cualquier derecho del elector” al tiempo que advirtió que “está cantado que va a terminar en la Justicia” si se aprueba en el Congreso.

La radical Carla Carrizo evaluó que el proyecto enviado por el Ejecutivo plantea “equidad entre los partidos”, pero indicó que “no se está haciendo oficialismo” con esta iniciativa sino que se va a “construir confianza porque el proyecto que llega no es el proyecto que sale”.

La socialista Alicia Ciciliani defendió la obligatoriedad de las PASO, promovió “la paridad de género, que es una reforma trascendente desde lo político” y advirtió que “no queremos dejar liberada la reglamentación de esta ley”.

El kirchnerista Julio Solanas apuntó que “con esto de la tecnología estamos complicando la sencillez de un acto enorme para el ciudadano que es sufragar”, mientras que el peronista disidente Pablo Kosiner señaló que “con un cambio tan profundo de esta naturaleza es válido que surjan dudas, desconfianzas y críticas muy profundas”, por lo que propuso traer máquinas al Congreso para ver el funcionamiento del sistema ya aplicado en Salta.

 

El proyecto oficial

Además de promover la boleta única electrónica, la propuesta impulsada por el Ejecutivo propone la eliminación de las listas complementarias o colectoras, prohíbe las candidaturas múltiples e impulsa un procedimiento electoral sancionador.

Según el proyecto presentado la semana pasada por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se crea el cargo de fiscal general ante la Cámara Nacional Electoral, desplazando así al Ministerio Público Fiscal y se busca “fortalecer el cuerpo de auditores contadores”, que quedará constituido por el auditor coordinador y una cantidad de miembros no inferior a un auditor contador para cada distrito electoral.

Se incorpora la figura del “delegado electoral” y las agrupaciones políticas podrán nombrar fiscales informáticos para que los representen en los procesos de auditoría para la revisión del sistema de emisión de sufragio y en el escrutinio definitivo.

También se modifica el sistema de las elecciones primarias porque se mantiene el carácter abierto pero cada elector elegirá entre diferentes listas de aquella agrupación en la que decidió participar, mientras que la fórmula presidencial se elegirá sólo el candidato a Presidente.