Economía Miércoles, 19 de abril de 2017 | Edición impresa

Por menos ventas, alquileres de locales pueden bajar hasta 25%

Desde inmobiliarias de Mendoza afirman que inquilinos y propietarios buscan un monto que los beneficie, así el comerciante puede seguir y el espacio no queda desocupado.

Por Laura Saieg - lsaieg@losandes.com.ar

Bajar el alquiler, renovar contratos por el mismo valor que el año pasado, mudarse a espacios más chicos, son algunos de los artilugios que están utilizando los comerciantes de Mendoza para mantenerse. 

La situación que está pasando el comercio no es una novedad. De hecho, los números de la Federación Económica de Mendoza (FEM) dan cuenta de ello. En el último informe las ventas minoristas cayeron 6,9% en marzo, frente a igual mes del año pasado. 

En este marco, es que los comerciantes están pasando por una crisis económica en sus negocio. Frente a ello, es que tienen que reducir parte de sus gastos para poder seguir operando y no llegar a cerrar. Por el otro lado, los dueños de los locales comerciales tienen que relegar parte de la rentabilidad para continuar teniendo ese espacio alquilado. 

Por ello es que las inmobiliarias de Mendoza manifestaron que se están viviendo dos fenómenos en cuanto a los alquileres de locales comerciales.

Uno de ellos es que los contratos nuevos y renovación se están cerrando por el mismo precio del año pasado o en algunos casos hasta han bajado un 25%. 

Miguel Astorga, presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de Mendoza, contó que desde la inmobiliaria que maneja, así como la recomendación que realizan en el ente, es convencer a los propietarios en bajar las pretensiones de la rentabilidad. "Lo que les explicamos es que es preferible tener el local alquilado con un valor menor al que pretenden, antes que tenerlo cerrado e incurriendo en gastos", sentenció. 

Así las cosas, es que Astorga contó que los contratos que se están cerrando por lo general tienden a la baja en un 25%. Por lo tanto, un alquiler que hasta marzo estaba por ejemplo a 100.000 pesos, hoy se está renovando por 80.000 pesos. "Tratamos de explicar a los propietarios que no hay consumo y por lo tanto los comercios no tienen ventas. Al tener menor utilidad, hoy los costos fijos están siendo muy altos", remarcó el directivo del Colegio de Corredores. 

De este modo, es que agregó que hasta hace uno o dos años atrás la rentabilidad del propietario del inmueble era del 1% del precio de venta del local.

"En 2016 eso bajó al 0,4% - 0,5% y hoy -en algunos casos- ya estamos en el 0,3%". 

 

 

Valores

En cuanto a los precios, Astorga precisó que dependen mucho de la ubicación y las cuadras. Por ejemplo, un local de calle San Martín está en 105 mil pesos, de aproximadamente 100 m², mientras que uno ubicado en alguna calle perpendicular a la avenida principal, puede bajar hasta 40 mil pesos por el mismo tamaño. 

En líneas generales, el año pasado el m² de planta libre estaba a 100 pesos; hoy se calcula entre 75 y 80 pesos el m². 

Asimismo, Santiago Debé, de la inmobiliaria que lleva su nombre, señaló que los valores de los locales comerciales se han estancado. De hecho, contó que se están negociando precios similares a 2016. Ésta es la forma para no asfixiar al inquilino y mantener el lugar ocupado. Otra situación que indicó fue que por ejemplo a la hora de hacer un contrato nuevo, el valor que se pacta para el segundo año es sin aumento. 

Concordó con ello Miguel Ángel Ruggiero, de la inmobiliaria que lleva su nombre. Mencionó: "Este fenómeno sucede principalmente con los locales comerciales que no están ubicados en la principal avenida del microcentro ya que estos siempre tienen demanda exclusiva y se piden valores altos, por lo que es difícil que bajen el precio".

No es lo mismo para el caso de los locales que están en las arterias perpendiculares, o por la San Martín hacia el norte o el sur. En esos casos, "no se han actualizado. Por lo tanto si no se renueva con incrementos similares, indefectiblemente el precio baja". 

 

A lugares más chicos

Otro de los fenómenos que se visualizan con la crisis del comercio es que muchos de los interesados que están por abrir algún local optan por un espacio chico y justamente con costos más bajos. También, hay marcas que antes de cerrar eligen mudarse a locales de la mitad de metros respecto al anterior. 

En este marco, Astorga contó que encontrar hoy un local de 200 metros es inusual. De hecho, un espacio tan amplio se divide en tres. De este modo, no queda atomizado el alquiler en un solo local y además damos la posibilidad a muchas empresas que quieren mudarse a espacios más chicos y con costos más bajos. 

De hecho, explicó que también lo que ha pasado es que empresas con locales grandes hoy han optado por salir a las afueras de la Ciudad. Éste es el caso por ejemplo de Goldstein, Peugeot, entre otras. Sólo quedan aquellas de electrodomésticos, porque no les queda otra alternativa. 

Santiago Debé coincidió con ello y dijo que los locales más amplios están quedando para franquicias como Garbarino o Frávega, mientras que las pymes optan por espacios más pequeños. "Lo que está pasando es que, en lugar de cerrar, muchas marcas optan por un local chico", señaló Debé.
En línea fueron las declaraciones de Miguel Ángel Ruggiero quien agregó que las marcas se están mudando a locales más pequeños.