• Miércoles, 15 de marzo de 2017
  • Edición impresa

Polémica: arriaron banderas del bulevar de San Martín

El paseo fue inaugurado hace casi 3 meses, en el marco del bicentenario departamental, muchas lucen deshilachadas y van a remendarlas. Críticas y pedidos de informe desde la oposición.

Javier Hernández - jhernandez@losandes.com.ar

En San Martín y a menos de tres meses de inaugurado, el monumento de las 200 banderas que conmemora el bicentenario del departamento luce desgastado: muchas de las enseñas patrias que se alinean a lo largo de las dos principales avenidas se ven deshilachadas o desteñidas, por lo que la comuna decidió arriarlas para someterlas a un proceso de restauración.

Desde la oposición piden explicaciones, plantean reparos a la decisión de remendarlas y críticas por los costos de mantenimiento que demanda el polémico monumento.

“¿Ha visto usted que muchas de las banderas ya están desteñidas?”, comenta Gastón, que es remisero al volante de un Corsa, mientras cruza la ciudad y va observando de reojo los mástiles y el estado de las banderas: “Al principio se veían lindas pero ahora no tanto”, agrega y sigue su viaje por Boulogne Sur Mer.

El 20 de diciembre San Martín cumplió 200 años como departamento y entre los muchos homenajes hubo dos que se destacaron: por un lado, la llegada a la ciudad de la llama votiva, que viajó desde la Catedral de Buenos Aires, donde flamea sobre la tumba del Padre de la Patria y que desde esa noche también brilla eternamente en el museo de Las Bóvedas; por otro, ese día el municipio dejó inaugurado el bulevar de las 200 banderas nacionales, un monumento que divide ambas manos de las avenidas Boulogne Sur Mer y Alem, a lo largo de más de un kilómetro y medio.

 

 

Los 200 mástiles carecen de driza para evitar el robo de las banderas, por lo que cada una de ellas fue colgada desde una grúa, tarea que demandó toda una madrugada. Ahora y después de casi tres meses, las banderas están siendo quitadas debido al deterioro de muchas de ellas: “Vamos a restaurarlas, a remendarlas si es necesario y también a limpiarlas", explican desde el Ejecutivo.

El radicalismo, que desde un comienzo se opuso a la construcción del monumento y lo calificó en su momento como “una obra millonaria, innecesaria y superflua”, ahora pide explicaciones en el Concejo.

“En su momento, la comuna se fue a Chile a comprar las banderas porque aseguraba que había conseguido una tela especial (Oxford) y que por eso iban a durar varios años sin desgastarse ni perder colores, pero resulta que a menos de tres meses, ya están en mal estado”, opina el concejal radical Mauricio Petri.

Su compañero de bloque, Sergio Dubé sube el tono del reclamo: “Si se trata de un monumento, como anunció el municipio desde un comienzo, el trato que se da a esas banderas está sujeto a leyes nacionales, por lo que no se pueden remendar ni lavar. Por otro lado, el intendente aseguró que iban a durar por lo menos, un par de años, pero apenas llevan tres meses y ya están deterioradas. No se pueden remendar ni limpiar, y reemplazarlas cada tres meses demandará mucho dinero. Creo que el Ejecutivo está en un problema”.

Sonia Míguez es secretaria privada del intendente Jorge Gimenez y también, una de las empleadas del municipio capacitadas en protocolo y ceremonial: “Realmente no hay ningún problema. Las banderas está deterioradas porque han pasado meses bajo el sol, la lluvia, los vientos y necesitan ser restauradas”, explicó Míguez y siguió: “Se trata de banderas de flameo y por ello, no las alcanza el protocolo de las enseñas de ceremonia. Éstas sí pueden ser restauradas y después de tanto tiempo a la intemperie es lógico que se hayan visto afectadas por el clima”.

Así y según la comuna, luego de los remiendos y la limpieza que se haga de las banderas, se establecerá un protocolo municipal: “idea es que no estén todo el tiempo izadas sino en fechas y especiales, para mayo, julio, agosto o los aniversarios que la comuna disponga”, cerró Sonia Míguez.

Los vecinos de la ciudad coinciden en que sin las banderas, el bulevar luce menos vistoso: “Si las van a guardar para las fechas especiales no se verá tan vistoso como hasta ahora”, señala Rosa Lucero, una vecina de la ciudad mientras observa cómo la grúa municipal baja las banderas.

 

Compra en Chile: $470.000

El bloque radical presentó en estos días una serie de pedidos de informes relacionados con el monumento de las 200 banderas. Por un lado, Mauricio Petri busca conocer detalles del porqué han sido quitadas y qué costos tiene el mantenimiento de la restauración.

Por otro lado, Sergio Dubé presentó un proyecto que fue rechazado por la mayoría oficialista y donde objetaba el costo de las banderas: “Lo que quiero saber es por qué se pagó en Chile, más de $470.000 por banderas que acá, costaban cien mil pesos menos. Siempre dijeron que era porque la calidad de aquellas era mejor, pero lo cierto es que a tres meses de inauguradas ya se ven desgastadas”.