• Sábado, 17 de septiembre de 2016
  • Edición impresa

Pes 2017 quiere volver a ser el rey

¿Cuál es el mejor simulador del deporte rey? ¿PES o Fifa? El título de Konami tiene las cartas necesarias para intentar volver al trono. Messi es su abanderado.

Redacción LA

Con Messi como chico de portada, el Barcelona como el equipo estrella y con la liga Argentina completa y oficial, Pro Evolution Soccer se ha propuesto quemar las naves. Quiere ser, este año sí, el mejor simulador de fútbol, un título que Fifa le arrebató ya hace un lustro. 
Ahora no hay excusas.

El reciente PES 2017, que salió esta semana a la venta, tiene excelentes gráficos (los rostros y el porte de algunos jugadores son increíbles en su parecido), una jugabilidad que lo hace divertido, una física de la pelota que le da alta velocidad y formatos de competencias depuradas con respecto a otros años

Incorpora el sistema 'Real Touch' para  que los jugadores pueden recibir un pase y hacerse espacio con una variedad de movimientos; nuevos elementos de 'Precise Pass' para asegurar que los usuarios tengan un control completo sobre el peso y la velocidad de cada paso que hacen.

Jugar al PES es entretenido, realista y adictivo, precisamente los mismos atributos que tuvieron versiones míticas de la saga como los recordadoes PES 2005 y 2006 de Play 2. 

Lo que sucede es que ahora la competencia (FIFA de EA Sport, que sale a fines de este mes) es más fuerte que nunca.

Presenta todas las ligas oficiales y modalidades de juego súper exitosas como el Fifa Ultimate, que se ha convertido en un suceso por su mezcla de estrategia, juego de rol e intercambio de cartas-figuritas. Además, este año, FIFA lanza un modo historia, donde se juega la carrera de un futbolista desde el ascenso a la gloria, dentro y fuera de la cancha.

Pero, más allá de tener un gigante enfrente, el PES tiene sus atributos exclusivos: cuenta con la Champions League europea oficial y las copas sudamericanas. Como ven, el duelo, una vez más, es atrapante. Y allí estaremos nosotros para jugarlo.