• Sábado, 15 de julio de 2017
  • Edición impresa

Paran empleados de La Colina por falta de pago

El lugar prácticamente permanece inactivo aunque se aclaró “no está tomado”.

Carlos Simón - csimon@losandes.com.ar

Ciento un operarios permanentes más otro centenar de temporarios y unos 700 más que trabajaron en la pasada campaña de fruta reclaman el pago de salarios y otros beneficios en la planta de La Colina, en San Rafael. 

Los efectivos realizan “un quite de colaboración” y el lugar prácticamente permanece inactivo aunque se aclaró “no está tomado”.

El delegado del Sindicato de Trabajadores de la Alimentación Rubén Alfredo Castro aseguró que seguirán en esa actitud hasta tanto se tenga noticias por parte de la empresa cómo solucionarán el pago.

Esta planta elaboradora es del empresario Walter De Pellegrini y los empleados sostienen que desde hace cuatro años existen irregularidades en el pago a los trabajadores.

En concreto lo que se les debe, afirman, son dos quincenas de junio, aguinaldo y la diferencia de paritarias. Esto es igual para los temporarios y al personal que trabajó en la cosecha pasada se le adeuda la totalidad de lo trabajado, afirmaron. 

El quite de colaboración es sencillamente no colocar etiquetas a las latas por lo que la firma no puede sacar la producción de la fábrica. “Hicieron una venta de 16 equipos días atrás, pero cuando nos enteramos que pese a esa venta no se nos iba a liquidar lo adeudado sólo cargamos 8”, dijo el gremialista.

Uno de los empleados más antiguos del lugar, con más de 30 años de servicio, explicó que esta situación lleva a endeudarse con cualquier crédito. “Si uno debe pagar la tarjeta de crédito no puede por lo que le corren los intereses y después, si nos pagan, esos intereses no son reconocidos. Es un problema y es así desde por lo menos cuatro años. Cada tanto, estamos en la misma", se lamentó.

Reiteró Castro que no se trata de una toma, sino de un quite de colaboración. “Marcamos y nos quedamos en el lugar de trabajo a cumplir las horas. No hacemos nada”, explicó.

En el sitio no hay representantes de la empresa y fue  imposible para Los Andes obtener una voz desde ese sector para que explicara la situación y perspectivas.