• Sábado, 12 de agosto de 2017
  • Edición impresa

Padres reclaman que no se cierre el Norbridge

Tras la quita del subsidio de la DGE, un grupo de mamás y papás de alumnos de la secundaria pidieron ayer que se respete el derecho de los chicos a estudiar.

Diego González Garré - dgonzalezg@losandes.com.ar

Tras comprobar reiteradas irregularidades y faltas, la DGE decidió quitarle el subsidio estatal al colegio Norbridge desde julio, tras lo cual desde el establecimiento anunciaron que cerrarán el nivel secundario a partir de 2018.

Ayer, los padres de los alumnos se manifestaron exigiendo la continuidad aunque algunos docentes ya comenzaron a renunciar.

Frente a la situación irregular del colegio, los familiares exigen que se sancione y multe a quien corresponda pero que prevalezca ante todo “el derecho de los niños a estudiar”. Además, denunciaron que el hecho está lastimando a los adolescentes porque se sienten “abandonados”.

Sandra Gadan es la delegada del grupo de padres que intenta encontrar una solución para los alumnos que se quedarán sin banco.

“Queremos pedir que al menos los chicos que ya iniciaron el secundario, que están en primer año, terminen el colegio con su grupo”, dijo a Los Andes.

“Entendemos que hubo reiterados emplazamientos y que se reclaman incumplimientos pero lo correcto sería que se investigue y se sancione a quienes corresponda”, detalló Sandra y aseguró: “Debe prevalecer el derecho de los niños a estudiar, más allá de todo”.

Durante la manifestación, tanto padres como chicos pidieron una respuesta para poder terminar sus estudios. Algunos ya se adelantaron y comenzaron a buscar bancos en otros colegios, pero no han tenido éxito porque en muchos establecimientos educativos les informaron que no tienen vacantes.

 

 

Por otro lado, hay chicos que están muy afectados por el cierre y teniendo en cuenta la psiquis adolescente, muchos padres están extremadamente preocupados. “Los chicos lloran, están muy angustiados, no saben qué va pasar con ellos, si van a seguir siendo compañeros... Hasta hay docentes que renunciaron, se sienten abandonados”, relató Gadan.

“Además, la gente piensa que como es un colegio privado solo viene gente rica. Eso es totalmente falso, el 90% de los chicos de secundaria están becados”, explica la mujer y agregó: “Para mantenerse deben cumplir requisitos, no desaprobar, mantener el promedio y otros grandes esfuerzos que no tiene nada que ver con el dinero”.

La delegada del grupo de padres cree que “los medios son la única forma que tenemos para hacernos escuchar” y afirmó que les gustaría sentarse a hablar junto a los directivos del colegio y el gobierno. “Debemos encontrar una forma para solucionar esto, los chicos tienen derechos y deben cumplirse”, cerró.

El Norbridge pertenece a la Fundación del mismo nombre y fue fundado en los años ‘90 por Daniel Ricart (quien preside la institución que lo administra). Él refutó días atrás las acusaciones de la DGE asegurando que la quita del subsidio se debió a una “movida preelectoral”.

En esa conversación confirmó que el año que viene cerrarán la secundaria y que con ahorros que la fundación tiene en otros dos colegios de Buenos Aires harán frente a los costos para terminar este ciclo lectivo.