Policiales Jueves, 12 de enero de 2017 | Edición impresa

Otros dos homicidios en zonas “calientes”

En Guaymallén, un hombre murió en medio de una pelea nocturna. La otra víctima falleció después de haber sido baleada el sábado.

Por Oscar Guillén - oguillen@losandes.com.ar

Un hombre murió en el barrio Belgrano de Guaymallén durante una riña nocturna en la que se utilizaron armas de fuego y blancas. El procedimiento policial habitual en estos casos fue interrumpido por algunos vecinos que atacaron a los uniformados. 

Por otra parte, el martes también murió un joven que había sido baleado el sábado en el barrio Circuito Park del mismo departamento.

El martes por la noche, durante la pelea mencionada, fue asesinado Javier Domínguez (35), quien recibió una cuchillada fatal en la zona abdominal. 

La Policía tomo conocimiento de la riña cerca de las 23 de anteayer, cuando un llamado anónimo ingresó al 911, denunciando que se estaba produciendo un tiroteo en el barrio Belgrano de Guaymallén.

Cuando un móvil de la comisaría 9 llegó al lugar se encontró con Domínguez tirado frente a su casa, sin vida. 

Luego, de una ambulancia del Servicio Coordinado de Emergencia, un médico constató que el hombre estaba sin vida y que la causa de la muerte era una herida de arma blanca en el costado derecho del abdomen.

Personal de Científica trabajó en el lugar y logró secuestrar  dos armas. Un cuchillo de hoja fina  y una pistola Browning calibre 9 milímetros, además de 8 vainas servidas repartidas por la escena del crimen.

Según las primeras investigaciones, el arma blanca habría sido utilizada contra la víctima y, según las versiones de algunos testigos recogidas por la Policía, el arma de fuego podría haber sido usada por la víctima. 

Entre las primeras medidas ordenadas por la ayudante fiscal de la Oficina Fiscal 9, se ordenó la detención de dos personas que podrían haber participado de la riña, una mujer de 18 años y un joven de 21. 

El trabajo policial desplegado en el barrio Belgrano caldeó los ánimos de algunos vecinos, que obstaculizaron la investigación. La situación obligó a que se desplazara un pelotón de combate para restablecer el orden.

Murió en el hospital

Por otra parte, el martes también murió en el hospital Central un joven que había sido baleado el sábado por dos sujetos que se movilizaban en una moto.

Se trata de Alejandro Oro (26), quien permanecía internado en el hospital capitalino luego de haber recibido un balazo en la nuca que lo mantuvo en estado agonizante desde el sábado por la tarde.

En la siesta de ese día, el joven se encontraba en el barrio Circuito Park -en las inmediaciones del asentamiento Buena Nueva- cuando habría sido atacado por dos sujetos que se movilizaban en motos.

Uno de los individuos disparó al menos unas 5 veces y una de las descargas le dio en la nuca al joven.

El joven fue trasladado, gravemente herido, por vecinos de la zona hasta el hospital donde murió. Los dos casos son investigados por la fiscal de Homicidios Claudia Ríos.

 

Cinco muertes en 10 días de enero

En todo el mes de enero de 2016 se registraron trece muertes violentas, la primera recién el 8 de ese mes. En cambio, en el 2017, a las dos muertes publicadas en la nota principal se les deben sumar otras 3, las dos primeras el primer día del año y la ocurrida el pasado sábado 7.

Cerca de las 2 de la mañana del primer domingo del año, una bala perdida, según se dijo oficialmente, mató a Lía Gutiérrez, de 48 años, cuando se encontraba en su casa en el barrio 17 de Noviembre.

Ese mismo día, pero cerca de las 8, la víctima fue Ariel Villegas, un joven murguero que murió brutalmente golpeado por un grupo de, por lo menos, seis sujetos, tres de los cuales están detenidos.

Finalmente se sumó el hecho más grave y por el cual la Justicia está sospechada, por la libertad "anticipada" de Horacio Martín Rodríguez, detenido después de robar, en una "entradera", un auto en el barrio Tamarindo y mientras escapaba atropelló una parada de ómnibus y le provocó heridas mortales a Ayelén Arias, de 20 años, que se encontraba en el lugar, junto a su hijo de un año y meses, que continúa internado en el hospital Notti.

Precisamente este miércoles se conoció que Rodríguez, que ya se encuentra en el penal bajo la imputación de robo agravado con homicidio por dolo eventual por la muerte de la joven y homicidio en grado de tentativa por el menor, también fue acusado de dos robos agravados con armas de fuego: las víctimas fueron los propietarios de un Toyota Corolla, hecho cometido en diciembre del año pasado, vehículo que utilizó Rodríguez para robar otro, en este caso un Peugeot 207.

Hoy le dictarían la prisión preventiva.