• Miércoles, 15 de marzo de 2017
  • Edición impresa

San Rafael: otra vez cedió un terraplén en puente sobre la ruta 143

Al igual que los trabajos en la zona de Paso de las Carretas, San Carlos, no se ha hecho la reparación por problemas contractuales .

Carlos Simón - csimon@losandes.com.ar

El 25 de octubre pasado a la medianoche cedió el terraplén a la entrada del puente carretero en la ruta 143 en el distrito sanrafaelino de Atuel Norte, paraje La Guevarina. Ahora sucedió algo parecido aunque no de la misma magnitud.

Desde la Dirección Nacional de Vialidad, la encargada de Prensa,  Pilar Orelogio destacó que lo ocurrido es solamente un hundimiento en el acceso en la parte de la calzada, no del puente y que no hay peligro de un derrumbe o algo parecido a lo sucedido en la fecha señalada.

El intenso tránsito que registra esa ruta, dijo, ha producido este problema porque debido a la antigüedad del puente no tiene lo que se denomina “losa de aproximación” que es la que absorbe las vibraciones del tránsito pesado, especialmente. Según afirmó la funcionaria el arreglo definitivo está incluido en el nuevo contrato que se ha adjudicado dentro del programa conocido como Crema.

Deben realizarse, sostuvo, todos los estudios técnicos y elaborar un proyecto que debe ser aprobado por vialidad para el arreglo definitivo.Hay que hacer, agregó, estudios de suelo, de impacto.

Esta ruta es de alta transitabilidad ya que conecta al sur de Mendoza con el sur nacional y la provincia de la Pampa. Tiene, según las estadísticas viales la Tasa Media Diaria Anual es de alrededor de 2.000 vehículos diarios.

En octubre de 2016, un funcionario municipal de San Rafael que viajaba a General Alvear, observó la anomalía en el puente por pura casualidad y aminoró la marcha y luego avisó del problema. En realidad la entrada al puente había cedido alrededor de 50 cm lo que dejó a la vista el filo de la losa, una verdadera trampa para cualquier automovilista que pasara por el lugar.

Fue esta casualidad la que evitó una tragedia porque inmediatamente autoridades policiales y de Gendarmería Nacional procedieron a la clausura de puente y desviaron el tránsito por Monte Comán y la Dirección Nacional de Vialidad procedió a hacer un arreglo que en ese momento se indicó, era provisorio.

La obra detallada en esa ocasión por el ingeniero José Cortizo, delegado de Vialidad Nacional en la zona Sur de la provincia, significaba realizar un desvío del cauce del río Atuel para que no socavara el terraplén del puente, el destape de desagües a lo largo de la estructura del puente y la reparación de los rodillos del puente que en algunos casos estaban descarrilados o desplazados y construir una losa de aproximación.