• Sábado, 10 de septiembre de 2016
  • Edición impresa

Nuevos AirPods: Apple corta el cable del auricular

El iPhone 7 será el primer smartphone al que no se le pueda conectar los audífonos tradicionales. Apuesta radical por lo inalámbrico.

AP

Apple quiere llevar a los consumidores a un mundo aún más inalámbrico. Su táctica: eliminar la entrada estándar de los auriculares en los iPhone más recientes y vender los nuevos AirPods, diminutos “audífonos” que funcionan increíblemente bien -dice la empresa- con tecnología Bluetooth.

Pero esa estrategia tiene algunos riesgos.

Este par de auriculares que miden más o menos 2,5 cm (una pulgada) son un pedazo de plástico y nada más: sin cables que cuelguen de ellos o los mantengan unidos.

Si son lo que promete Apple, son una maravilla tecnológica, pequeña y costosa. Y también, tal vez, fáciles de extraviar.

Analistas de IHS Technology dicen que el diseño no se adapta a la forma de la oreja y además advierten que se pueden caer mientras el usuario va corriendo o anda en bicicleta. Y dicen que “un extravío de 159 dólares se perdona menos”.

La alternativa -enchufar un cordón de audífono al puerto de carga del iPhone- también tiene desventajas. Los audífonos más viejos no son compatibles con el puerto Lightning de Apple y necesitarán un adaptador.

Y aunque este adaptador vendrá en los nuevos iPhone, muchos consumidores encontrarán molesto tener que usar el dispositivo adicional. Además, no podrán conectar auriculares si hay un cable de carga conectado. 

El vicepresidente senior de Apple, Philip Schiller, dijo el miércoles en el evento anual de la compañía en San Francisco que la empresa ve un futuro donde los dispositivos ya no tengan estorbosos cables.

Al eliminar la entrada estándar de audífonos, la empresa liberó espacio y esto permitió aumentar el tamaño de la batería en los nuevos iPhone y agregar otra bocina.

Y a pesar de los rumores, la compañía no aprovechó el espacio para adelgazar más el iPhone 7 o el 7 Plus, como pasó el año pasado con el 6S y el 6S Plus.

Los nuevos AirPods usan los estándares de la tecnología Bluetooth. Tienen además sensores especiales, un micrófono, tecnología de reducción de ruido, y software de Apple que facilita la sincronización con los productos de la marca. Según la empresa, su batería dura cinco horas.

Algunas personas ya han sido cautivadas por los AirPods. “Arreglaron los audiófonos Bluetooth”, dijo el analista de tecnología Patrick Moorhead, de Moor Insights & Strategy. ``Pienso que Apple tiene realmente un producto ganador aquí''.