• Domingo, 23 de abril de 2017
  • Edición impresa

Nuevo Dodge Challenger srt Demon 2018

Con 840 caballos de fuerza y un brutal impulsor, se ha transformado en el vehículo más poderoso del momento. Puro músculo mecánico.

Eduardo Ayassa - especial para Estilo

Hace 3 años, Dodge revolucionó el mundo de los autos de alto-rendimiento al presentar el Charger y el Challenger SRT Hellcat de 707 CV, produciendo súper autos a precios accesibles, pero ahora en el marco de la Nueva York Auto Show, Dodge rompió esa barrera con el nuevo Dodge Challenger SRT Demon 2018 con 840 CV.

Viene con un brutal impulsor HEMI Demon V-8 de 6.2 litros, lo que lo transforma -en esta edición limitada- en el más poderoso que cualquier vehículo de producción, que trabaja junto a una transmisión standard TorqueFlite 8HP90 automática de ocho marchas.

El rendimientos certificado por el NHRA (la asociación nacional de "Hot Rod" por sus siglas en inglés) es de 9.65 segundos para el 1/4 de Milla a 225 km/h. Pero los records no finalizan allí, el Challenger SRT Demon también registró el mayor número de Fuerzas-G (1.8) alcanzadas desde una salida estática en un auto de producción.

 

 

Según lo aseguran medios del mundo, el Challenger SRT Demon es el primer auto de producción en serie, diseñado para trabajar con nafta sin-plomo +100 octanos.

Agregando como dato sobresaliente que, en este auto se ha instalado por primera vez en un auto de serie, el Launch Assist del SRT Demon utiliza los sensores de velocidad de las ruedas para identificar que los neumáticos están perdiendo adherencia. Si se detecta que están resbalando, el módulo de control del SRT Demon reduce momentáneamente el torque del motor para maximizar la tracción casi instantáneamente sin que el conductor tenga que levantar el acelerador.

La misión principal del Dodge Challenger SRT Demon 2018 es cubrir el cuarto de milla tan rápido como sea posible, para ello además de trabajar en toda la parte mecánica se bajo el peso del auto en 90 kg quitando asientos, equipos de audio y parlantes, molduras y alfombras; además se utilizó una barra estabilizadora hueca, se utilizaron calipers de freno de aluminio, se retiraron el modulo y sensores de estacionamiento y así está listo para acelerar al máximo.