Política Miércoles, 13 de septiembre de 2017 | Edición impresa

No hay ADN de Maldonado en móviles de Gendarmería

Lo confirmó estudio de la UBA. Para Bullrich, despeja hipótesis de la “desaparición forzada”.

Por DyN

Las pericias realizadas sobre vehículos de Gendarmería que participaron en el operativo del 1 de agosto en Chubut, no presentaron “perfiles genéticos” de Santiago Maldonado, mientras la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo que eso “despeja muy fuertemente” la desaparición forzada y “abre otras hipótesis”.

El juez federal de Esquel, Guido Otranto, quien tomó declaración ayer a tres gendarmes, informó que sí se detectaron “perfiles genéticos” de Maldonado en “una mochila negra secuestrada” en la vivienda del joven en la localidad rionegrina de El Bolsón, así como en “el buzo negro entregado al juzgado por un amigo o conocido” suyo.

Los estudios, ordenados por el magistrado en los vehículos que participaron en la represión de la protesta mapuche en la ruta 40 de Chubut el 1. de agosto, donde Maldonado fue visto por última vez, fueron realizados por el Servicio de Huellas Genéticas de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires.

“Se descartó que exista compatibilidad con las muestras de referencia en los perfiles genéticos obtenidos de 23 muestras encontradas en los vehículos de Gendarmería Nacional Argentina”, sostuvo.

Asimismo, manifestó que “se detectó la existencia de un perfil genético compatible con las muestras de referencia en la muestra obtenida en la mochila negra” y expresó que “se detectó un perfil genético compatible con las muestras de referencia en la muestra obtenida en el buzo negro”.

El magistrado afirmó que “se descartó que exista compatibilidad con las muestras de referencia en los perfiles genéticos obtenidos en una muestra recogida en el cuello que presuntamente habría utilizado Santiago Maldonado y en una muestra recogida de varios mechones de pelo encontrados en la casa” de El Bolsón.

Las muestras de referencia que sirvieron como patrón en los cotejos de ADN pertenecen a los padres del joven, Enrique Aníbal Maldonado y Stella Maris Peloso, y un hermano, Sergio Maldonado.

El juzgado informó, además, que envió al laboratorio de la UBA “dos mochilas negras y una boina negra secuestradas por Gendarmería en el procedimiento que realizó el 1 de agosto” para que se cotejen los ADN, a pedido de “una de las partes denunciantes”.

La ministra de Seguridad sostuvo, en tanto, que el resultado de las pericias “despeja muy fuertemente de lo que ha sido acusado el gobierno: una desaparición forzosa”.

“Eso nos abre ventanas a otras hipótesis que nosotros siempre hemos planteado”, advirtió Bullrich, y destacó que “lo más importante en el caso Maldonado hoy, que para nosotros es realmente fundamental, muy muy profundo y muy importante, es que todos los ADN han dado negativos en todos los transportes de la Gendarmería”.

La funcionaria dijo no querer “hacer una lectura (de los resultados); simplemente quiero decirles eso. Es muy importante y eso despeja muy fuertemente de lo que ha sido tan acusado el Gobierno: de que ha sido una desaparición forzosa. Eso nos abre ventanas a otras hipótesis que nosotros siempre hemos planteado”.

El secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman, manifestó que “desde el primer día dijimos que analizamos todas las hipótesis” y agregó que “la Gendarmería como institución no provocó una desaparición forzosa, eso está claro”. 

 

Incidentes frente al juzgado de la ciudad de Esquel

Un grupo de manifestantes protagonizó incidentes con custodios de la fiscal federal Silvina Ávila, frente a la sede del juzgado del magistrado Guido Otranto en la ciudad chubutense de Esquel, en momentos en que declaraban gendarmes en la causa que investiga la desaparición de Santiago Maldonado.

 

 

Los manifestantes, algunos con el rostro cubierto, que esperaban frente a la sede, tiraron cartones e intentaron abalanzarse sobre una camioneta a la que ingresó la fiscal cuando se retiraba del juzgado.

En el marco de empujones y gritos, custodios de civil impidieron que los manifestantes avanzaran sobre el vehículo, rodeado por efectivos de la Policía de Chubut, al que ingresaron la fiscal y personal de la Policía Federal.

Los incidentes se registraron cuando la fiscal salió del juzgado para ingresar al vehículo y retirarse de la sede donde declaraban gendarmes en el marco de la causa que investiga la desaparición del joven, ocurrida el 1 de agosto en Chubut.

 

 

Consignas

Cuando vieron que se retiraban los gendarmes, los manifestantes, que portaban fotos de Maldonado, gritaron “asesinos, asesinos” y “con vida los llevaron, con vida los queremos”.

“Santiago no es el único desaparecido. Acá hay un señor que está buscando a su hijo”, expresó una manifestante. Los gendarmes y personal del juzgado se retiraron en el marco de un cordón de seguridad formado por efectivos de la policía provincial.