Miércoles, 24 de mayo de 2017
  • Domingo, 8 de enero de 2017
  • Edición impresa

NBA: montaña rusa de emociones

Grizzlies y Warriors regalaron un espectáculo: grandes actuaciones, discusiones, una remontada estupenda y un tiempo extra.

Redacción LA

Golden State estuvo por delante en el marcador durante un amplio porcentaje del tiempo regular. De hecho, logró sacarle una diferencia de 24 puntos a su rival cuando promediaba el tercer cuarto.

Sin embargo se cayó a pedazos durante el último período y esto fue aprovechado por Memphis, que es un equipo formado por jugadores con mucho corazón para jugar. La estrella de los Warriors, Stephen Curry, estuvo apagada durante dicho parcial (solo anotó cuatro de los 40 de su cuenta personal) y el dueño de casa lo pagó caro.

Por el lado de los Grizzlies lo valorable, además del buen nivel de varios de sus jugadores, es la capacidad mental que tuvieron para no dejar ir el partido, aún cuando estaban recibiendo una paliza. Mike Conley fue fundamental en la remontada, ya que no solo ordenó al equipo, sino que también anotó 27 puntos y repartió 12 asistencias.

Los internos, Marc Gasol y Zach Randolph, también colaboraron con buenos números: 23 tantos para el español y 27 para el norteamericano, junto con 11 rebotes.

Así fue como, poquito a poco, Memphis empezó a descontar un marcador que denotaba una diferencia de 104-86 cuando restaban ocho minutos de acción. Mientras que el aro de Golden State se iba achicando cada vez más por la presión, el de los Grizzlies se agigantaba por la confianza, lo que fundamenta el parcial del último cuarto: 32-13. 

En los segundos finales del tiempo regular hubo un par de situaciones puntuales dignas de mencionarse y destacarse. La primera involucró a Kevin Durant y a Draymond Green: cuando faltaban 30’’ y los Warriors ganaban 111-109, KD pidió un aclarado que terminó muy mal y el internó no dudó en despotricarle frente a todas las cámaras y el público.

Después de nueve partidos de local Golden State volvió a perder en casa en lo que fue su tercer revés en Oakland. De manera casi increíble cayó en tiempo suplementario frente a Memphis por 119 a 128 

El otro líder de la competencia, Cleveland, visitó a Brooklyn y le ganó 116 a 108 (50-39) con los retornos de Kyrie Irving (32) y Kevin Love (17+13) más la figura de LeBron James (36+9+6). Luego de su reaparición Luis Scola, en Brooklyn, volvió a mirar el partido desde el banco.

Aún sin tener una figura dominante (lo más regular pasó por Ryan Anderson, 19), Houston viajó hasta Orlando y tras vencer a Orlando Magic 100-93 logró su séptimo triunfo en fila que le permitió seguir prendido en el Oeste. James Harden finalizó con 14 (5/15)+7+10.

En el otro extremo New York quebró una racha de seis derrotas ganándole a Milwaukee en terreno ajeno por 116 a 111 con la reaparición de Kristaps Porzingis (24) y los momentos de Carmelo Anthony (26+6+10). En Milwaukee, Jabari Parker (25) y Giannis Antetokounmpo (25).

Otros resultados: Washington 112 (Bradley Beal 22)-Minnesota 105 (Andrew Wiggins 41); Boston 110 (Avery Bradley 26)-Philadelphia 106 (Joel Embiid 23); L.A. Lakers 127 (Louis Williams 24)-Miami 100;  (Willie Reed 22); Sacramento 98 (DeMarcus Cousins 25)-L.A. Clipppers 106 (Austin Rivers 24).