Estilo Jueves, 20 de abril de 2017 | Edición impresa

Mercado laboral: ¿Cómo conocer tus habilidades y flaquezas?

Si bien es usual leer acerca de tests o apps para conocer a conciencia nuestras debilidades o fortalezas en el trabajo, lo que realmente sirve son otros tipos de acercamientos y capacitaciones. La mirada profesional al respecto.

Por Analía de la Llana - adelallana@losandes.com.ar

“Todo suma” profesaba la abuela cuando se refería a diversos temas de la vida cotidiana. Y el trabajo en este sentido, no escapa a la regla.

Es común que en la actualidad existan diversas aplicaciones y tests en distintos formatos, que prometen (a través de determinada cantidad de preguntas) la develación absoluta de las más grandes debilidades y fortalezas laborales del sujeto. Sin embargo estas aplicaciones, y hablando de “sumar” (en el caso de estar avalados seriamente) pueden confirmar de manera general, aquello que el sujeto sabe que tiene o carece.

De esta manera lo explica la psicóloga laboral Viviana Imperiale: “existen muchas aplicaciones (muchas españolas) a partir de las cuales la persona puede realizar un autotest para saber acerca de sus habilidades, cualidades y competencias genéricas.

Se trata de herramientas que pueden ayudarle al sujeto a pensar y a tratar de conocer lo que ya sabe de sí mismo, en diversos aspectos recorriendo así un camino de autoconocimiento”.

Sin embargo, no podemos decir que si hacemos el autotest publicado en la última revista de moda, mientras esperamos el turno en la peluquería, podamos dar profundamente con aquello que deseamos potenciar, o trabajar en lo que a orientación ocupacional se refiere.

“Los seres humanos solemos mentirnos muchas veces, de acuerdo a las características de personalidad que tenemos, ya sea que se trate de sujetos con una baja autoestima, o una muy sobrevalorada. En este sentido, las apps o tests son muy generalistas”, explica la profesional.

Cada persona entonces llega a presentarse para un puesto laboral con su propia mochila de experiencias, bagaje de conocimientos y una mirada sobre sí mismo, pero será quien esté al frente de esa prueba quien determinará si el sujeto está (o no) preparado para asumir la responsabilidad de un nuevo puesto.

“Cuando una persona se presenta a una entrevista de trabajo quien la evalúa del otro lado, va a intentar ver las condiciones que tiene esa persona, para ver si es adecuada para el puesto laboral en el que se está presentando. El sujeto no sabe si aplicará o no, ya que son variables que no maneja. Quien busca la química perfecta entre esa interrelación sujeto-puesto va a ser quien esté a cargo de la elección, y va a tomar las técnicas pertinentes a la especialidad que tiene".

- ¿Cuáles serían?

- Hay técnicas proyectivas que sólo el psicólogo está autorizado legalmente a tomar, ya que requieren todo un conocimiento previo de la personalidad. Esas características son las que permitirán observar, aquellas otras que no son tan fácilmente observables en una entrevista, complementando y enriqueciendo a ésta última.

- ¿Podemos decir entonces que los tests no son determinantes?

- Suman pero de manera general, ya que en realidad no descubren  nada que no se sepa.

- ¿Qué sería lo más pertinente a la hora de ahondar en las fortalezas y debilidades laborales?

- Hay algunos procesos muy serios de couching, que están ayudando a rever estas situaciones de manera profunda. Los otros (los tests) se vinculan con procedimientos de orientación, como el que llevan a cabo los adolescentes para descubrir su inclinación  vocacional. 

En el caso del trabajo en el área ocupacional, los psicólogos trabajamos con algunas personas para poder reorientarlos en su área laboral, o en una nueva búsqueda de orientación profesional, otra carrera o camino; ya sea con giros más o menos radicales de lo que el sujeto ha venido haciendo, y a quien el profesional acompaña.

Poder darse cuenta de cómo se elige la carrera u ocupación alude a un proceso más profundo (no más largo) de lo que se cree.

- El couching, entendido como un método consistente en acompañar, instruir y entrenar a una persona o grupo con el objetivo de conseguir cumplir metas o habilidades: ¿resulta la mejor opción? 

- A la hora de ver potencialidades y elaborar aquello que cuesta, es sin dudas una herramienta que ayuda a pensar, a trabajar y por sobre todo, a dedicarse a un proceso de trabajo ocupacional. Es un modo de abordaje integral profundo.

Lo mejor es que pueden ser privados o gratuitos, y se dan en universidades, municipios, o ministerios.