Jueves, 19 de enero de 2017
  • Domingo, 11 de diciembre de 2016
  • Edición impresa

Mendoza se quedó con la Copa de oro y con la gloria

En la gran final, en Entre Ríos, el equipo de la Unión de Rugby de Cuyo venció a Buenos Aires. Las Llamas festejaron como en 1988 y 2007.

Redacción LA

La 33° edición del Seven de la República será imborrable para Mendoza, porque el seleccionado de la Unión de Rugby de Cuyo se coronó como el mejor equipo del torneo que se desarrolló en la ciudad de Paraná, Entre Ríos. 

En la definición, de la Copa de Oro, los dirigidos por Diego Pincolini y Facundo Biffi se impusieron a Buenos Aires (14 a 5) y más allá del título, que también habían ganado en 2007, lograron doblegar en dos oportunidades a un rival que no perdía en los últimos 4 años. 

La primera de ellas fue en la en Zona clasificatoria (19 a 15) para completar luego la primera fase en forma invicta. De aquel equipo que en Paraná en 2007, había alzado el cetro del mejor seleccionado del país repetía en la formación Ezequiel Pelaia; mientras que los entrenadores Diego Pincolini y Facundo Biffi, en aquel conjunto, eran jugadores del plantel que conducía Marcelo Garitaonandía y que recuperaba la gloria tras 19 años de espera. Cuando en 1988 se disputó  por primera vez este torneo en la capital entrerriana.

En la definición dorada de la presente edición, en el Club Estudiantes de Paraná, los cuyanos lograron ser más efectivos en  un duelo muy parejo, sacando diferencias en el tanteador con los tries de Pettinari y Moreno, pese a que en la primera etapa, URBA logró achicar la brecha por medio de un try de Diego Palma. Sim embargo al finalizar la jornada fue el capitán de Mendoza, Fausto Fortunat, recibió la tan ansiada Copa.
 

Una empresa difícil

Ayer los cuyanos vencieron en las semifinales a los anfitriones de Entrerriana (7 a 5); mientras que por la otra llave de acceso Cordobesa cayó ante la URBA por 17 a 15.

En su campaña el flamante campeón le ganó en el debut a Nordeste por 26 a 17, luego hizo lo mismo con Buenos Aires (19 a 15) y finalmente cerró la jornada venciendo a Lagos por 14 a 12. Clasificarse a la Copa de Oro para los dirigidos por Pincolini y Facundo Biffi era una empresa complicada pero esto no los amedrentó y dieron el primer paso en forma contundente.

En el inicio de la segunda fase, donde no hay margen para el error, conquistó un trabajado triunfo ante Salta (19 a 12), lo que le dio el pasaje para disputar la semifinal sobre el local, Entre Ríos.

 

Los dueños de la plata

El campeón de la Copa de Plata fue Tucumán, que derrotó a Santa Fe por 17-15; en tanto que el bronce quedó en poder de Nordeste luego de derrotar a Lagos por  33-10. Por su parte, la final del ascenso fue conquistada por Misiones, que se impuso a Anddena por 26-10.

En la rama femenina, por primera vez en la historia, en el Seven de la República compitieron también las mujeres. Y allí, Buenos Aires se hizo fuerte y se impuso en la final a Córdoba por 19 a 0.