Política Jueves, 20 de abril de 2017

Mendoza licitará el nuevo complejo penitenciario en Cacheuta

Se trata de Almafuerte II. La inversión será de unos U$S 100 millones. La provincia sumará espacio para mil internos más.

Por Redacción LA

El gobierno de Mendoza anunció y brindó detalles sobre el llamado a licitación para la construcción de la nueva cárcel “Almafuerte II”, proyecto que se desarrollará en Cacheuta y costará unos 100 millones de dólares. El anuncio fue encabezado por el ministro de Economía, Martín Kerchner, y el ministro de Seguridad, Gianni Venier, junto a Eduardo Orellana, director del Servicio Penitenciario de Mendoza, y Daniel Chicahuala, subsecretario de Infraestructura.

El complejo se edificará sobre 40 hectáreas y tendrá un nuevo diseño que pasa de la lógica del pabellón al módulo, con capacidad para 1046 internos. Por lo que, generará unos 600 puestos de trabajo directo y unos 200 indirectos, con un plazo de 24 de ejecución a partir de la adjudicación. 

 

 

El ministro de Economía indicó que se trata de “un edificio de última generación por su tamaño, diseño, complejidad y las prestaciones que brindará para responder a las demandas actuales y futuras”.

“Después de 10 años de no incorporar una plaza penitenciaria nueva, la Provincia, con autorización legislativa, mañana publica los pliegos de la licitación nacional para la construcción del complejo Almafuerte II, que está previsto construir en 24 meses a partir de la adjudicación”, sostuvo.

“Es una inversión muy importante que debe estar acompañada de propuestas de financiamiento que debe traer los oferentes al momento de la licitación”, agregó Kerchner.

 

 

Venier destacó que “esta obra es la más grande del centro oeste del país, lleva 750 planos, con un gran nivel de ejecución. Es importante destacar que desde el año 2007, desde la construcción de Almafuerte, en Mendoza no hay nuevas cárceles”.

Además, detalló la importancia de la ejecución de este proyecto: “Esta nueva cárcel trae un nuevo concepto de edificación. Pasa del pabellón al módulo, dónde el interno podrá vivir sin mezclarse con otros presos que no sean de su mismo espacio. Actualmente, esta situación en las cárceles de Mendoza ocasiona conflictos, más trabajo de seguridad y problemas a otras personas como docentes, administrativos que son ajenos”.

 

 

En tanto, Kerchner agregó que “es una obra de 75 millones de dólares, mucho más económica de la que inicialmente se hablaba de 100 millones, gracias a un trabajo muy grande con más de 720 planos con trabajo del área de Infraestructura de la provincia para licitar una cárcel que va a estar en el orden de los 1240 millones de pesos que se van a ir financiando a medida que se realice el proyecto completo, que va a depender del financiamiento que aporten los proveedores u oferentes que se presenten”.

Dentro del plan que pretende llevar adelante el Gobierno provincial, el ministro de Economía destacó que dentro de la autorización legislativa está el mejoramiento de Almafuerte I, “para tratar de nivelar y tener el mismo sistema moderno y seguro en ambos, donde dejamos de hablar de cárcel y pasamos al concepto de complejo de cárcel dentro de un sistema”.

También confirmó que “se está terminando con la adecuación del proyecto de la cárcel federal, que quedó abandonado y paralizado. Se ha readaptado para tener una mejor capacidad de incorporar internos. Esperamos que en los próximos 30 días estemos anunciando el llamado a licitación”.

Chicahuala, en tanto, fue el encargado de mostrar en una presentación especial los planos y características de la flamante obra y detalló que: “será una cárcel de nueva generación”, que se adptará a los usos y necesidades actuales de la provincia.