Domingo, 20 de agosto de 2017
  • Martes, 10 de enero de 2017
  • Edición impresa

Matías Sandes: “Me voy a retirar en Mendoza”

El mendocino nacido en Villa Nueva, integrante de la “Generación Dorada”, ganó el último fin de semana el Súper Cuatro con San Lorenzo, pero en medio del festejo y con mucho futuro por delante, no se olvidó de su provincia.

Gentileza: Doble a doble.

Club Atlético San Lorenzo de Almagro volvió a cortar las redes. Se le está haciendo costumbre. En esta oportunidad, se consagró campeón en la provincia de Corrientes del Torneo Súper Cuatro  y ratificó porque hoy es el mejor de la Liga.

En ese equipo hay un mendocino: Matías Sandes. Uno de los máximos embajadores que tiene nuestro básquetbol. Después del viaje desde Corrientes, recién llegado a Capital Federal, contó sus sensaciones. 

 

El Súper Cuatro... 

El torneo que se llevó a cabo en Corrientes, sirvió para ratificar porque San Lorenzo es el campeón y hoy está primero en la Conferencia Sur.  

“Tuvimos un gran torneo. Hoy lo colectivo puede tapar cualquier actuación individual. El primer objetivo era clasificar al Súper Cuatro, después ganarlo. Y lo hicimos. Ahora, hay que poner de nuevo la mirada en La Liga para quedar lo más arriba posible (hoy está puntero en la Conferencia Sur con 17-6, el mismo récord que San Martín en la Conferencia Norte). Además tenemos también la Liga de las Américas, un torneo muy importante no sólo para el equipo sino para el club. Y este título del Súper Cuatro nos clasificó para la Liga Sudamericana del año próximo, por lo que San Lorenzo va a tener mucha competencia internacional”.

El primer tiempo de la final fue parejo, pero San Martín sólo pudo hacer en el segundo tiempo 21 puntos.

“Pese a que la diferencia la hicimos en los últimos veinte minutos, jugamos contra San Martín como lo hicimos toda la temporada. Desde el tercer cuarto en adelante se notó la diferencia física entre los equipos y de ahí la ventaja final. Por eso fuimos campeones”. 

 

 

Federico Aguerre...

San Lorenzo jugó la gran fianl del Súper Cuatro contra San Martín de Corrientes, equipo en donde juega otro mendocino, Federico Aguerre, un jugador que seguramente será parte de este proceso a corto plazo que reemplazará a la Generación Dorada de apellidos ilustres.

“Estoy contento por lo que está haciendo Federico  en San Martín. Es un amigo, hicimos una gran amistad en la época de Gimnasia de Comodoro Rivadavia. Cuando hablamos con él sobre Mendoza, pensamos de la misma manera en que no tomamos conciencia de la repercusión que tiene en Mendoza de lo que hacemos, no nos damos cuenta del valor que tiene para la gente que lo ve desde Mendoza. El Flaco (Aguerre) tiene un potencial extraordinario”, afirmó.  

 

San Lorenzo...

Después que le compró la plaza a 9 de julio de Río Tercero, todo el mundo del básquet volvió a hablar del equipo de Boedo. Por su vuelta a La Liga, la cual solamente jugó y descendió en 1985 y por lo que significa Tinelli. Hasta jugó con un equipo NBA.

Sobre este fenómeno, el mendocino, afirmó: “Al ser un club tan importante sale en todos lados. Se hace todo para que tenga mucha repercusión. Con respecto al juego con Toronto Raptors en octubre disfruté más lo que rodeó al juego que el partido mismo. Nunca fue mi sueño jugar con un equipo de la NBA”.

 

La familia..

Detrás de todo hombre hay una gran mujer. Y detrás de un deportista, tiene que haber además, una mujer que soporte los estados de ánimo. Sandes, explicó: “Vivir este triunfo a la distancia es raro, pero todo lo que hago, lo hago por mi familia. Son mi motor, lo son todo.

Hace mucho que no vengo sin ganas de hablar después de un partido (obvio cuando hay derrota), pero siempre hay un respeto hasta para los silencios. En cuanto a mi momento basquetbolístico, me encuentro en un punto de madurez bárbaro. Desde lo físico quizás me cueste un poco más, en cuanto a la recuperación, pero estoy en un gran momento”.

 

Su futuro...

El presente dice que está en San Lorenzo, el futuro no se sabe, pero si sabe Matías Sandes donde hará sus últimos puntos: “Tengo para un par de años más todavía. Lo que sí está claro, definido y no se discute que mi carrera la termino en Mendoza. Eso ya lo sé y siempre fue así. Jamás cambiaré de opinión”.