• Domingo, 18 de junio de 2017
  • Edición impresa

María Inés Falconi: “Cuando empecé no existía ni Harry Potter”

En su nuevo libro para chicos, “Coordinadas para un crimen”, la escritora hace viajar en el tiempo a sus protagonistas sólo con la ayuda de un GPS.

Redacción LA

“Coordinadas para un crimen. El misterio de Santa Lucía”, el nuevo libro de María Inés Falconi destinado a preadolescentes, cuenta con tres amigos de un pueblo chico como protagonistas que encuentran un GPS que les permite viajar en el tiempo para resolver misterios. “Todo comenzó en una charla de auto mientras viajaba. Pasados los 100 kilómetros expuse mi teoría de que los GPS cortan la comunicación matrimonial porque esas discusiones del 'doblá acá', 'te equivocaste de camino' o el eterno 'estamos perdidos' se terminan siguiendo las indicaciones de la gallega que habla por el aparatito”, afirma la escritora, dramaturga y guionista, autora de la exitosa saga “Caídos del mapa”. 

“Luego me quedé pensando en cómo los artefactos anulan ciertos sentidos en el ser humano. Por ejemplo el sentido de la orientación. Falconi agrega que “a partir de ahí surgió la idea de escribir algo con ese aparato, pero quería ubicarlo en un pueblo, de esos que tantas veces visito en las presentaciones de mis libros”. Falconi decidió entonces recrear un pueblo santafesino que visitó alguna vez “y que era, literalmente, de dos cuadras por dos”. El escenario y los personajes (tres amigos Tonio, Fran y Vicky) son los mismos que en el primer libro de “Coordenadas para el crimen”.

-Sos una de las pocas autoras que escribe sagas. ¿Por qué no hay más autores argentinos que lo hagan?

-¡Quizás no se dieron cuenta! Soy como una pionera en el tema. Cuando “Caídos del mapa” comenzó a transformarse en una saga, creo que ni Harry Potter existía, fue una casualidad. Nunca en mi vida pensé escribir una saga, se fue dando en una suerte de comunicación entre los chicos. Yo escribía y ellos pedían, fue realmente a pedido de los lectores. Después el mundo te encasilla, te dicen “quiero que hagas una saga sobre...”, pero las sagas no se hacen así, son espontáneas. Es difícil pensarla desde cero. No podés escribir algo largo para entregarlo por capítulos. Todo depende de cómo repercuta en los lectores.

-¿Qué le recomendás a los padres para iniciar a los chicos en el camino de la lectura?

- M.I.F.: Tienen que leer cualquier cosa, no solo el libro bueno sino el libro que les guste. Si lo que les gusta es “Astérix” o “Gaturro” o “El Principito”, bien. Porque muchas veces por querer hacerlos lectores se les acerca cosas que por más que sean buenas, no les gusta. Los padres tienen que descubrir dónde los chicos tienen el gusto, y acompañarlos.