Miércoles, 16 de agosto de 2017
  • Lunes, 19 de junio de 2017
  • Edición impresa

Los Pumitas ganaron a Samoa y aseguraron la plaza

El elenco argentino no tuvo mayores inconvenientes para vencer al conjunto samoano. Stávile jugó de titular y Martínez ingresó en el segundo.

Redacción LA

En un partido repleto de tries, Los Pumitas finalizaron su actuación en el certamen tras vencer a Samoa por 53 a 42. De esta manera consiguieron el puesto 11 en el Mundial Juvenil y aseguraron la plaza para el mundial del año que viene.

Recordemos que el equipo tuvo dos jugadores mendocinos. Bautista Stávile del Mendoza RC y Rodrigo Martínez de Los Tordos.

El partido tuvo como claro dominador en la primera mitad de la etapa inicial a Los Pumitas, que se pusieron 24 a 0 arriba con muy pocos minutos jugados merced a un juego consistente,sólido y directo. Conforme fueron pasando los minutos, Samoa tomó el control de la pelota y comenzó a aproximarse al ingoal argentino. Tuvo su premio con un try, que inmediatamente contestaron los argentinos. El 31-7 del primer tiempo fue tajante.

En la segunda mitad y con mayor posesión de pelota, los chicos samoanos se situaron en campo argentino y con un juego muy directo, proponiendo contacto primero y pelota rápida después, se fueron acercando en el marcador, que si bien tenía un margen seguro, comenzó a achicarse.

Los Pumitas respondieron con tries también y el partido se hizo punto a punto así hasta el final, se repartieron tries uno y otro equipo en un partido muy emotivo, con imprecisiones por ambos lados y muchos nervios producto de la instancia.

Los tries para el conjunto argentino fueron facturados por Delguy (2), González (2), Albornoz y Malanos. Más seis conversiones y un penal de Albornoz.

Victoria argentina, participación Mundial en 2018 asegurada y final de un certamen de puro aprendizaje para el conjunto Pumita.

 

Los Baby black, con el título

Nueva Zelanda recuperó su título mundial Sub-20 de rugby, que no pudo lograr el año pasado, al humillar a Inglaterra por 64-17, ayer en Tiflis.

Los “Baby Blacks” lograron diez tries, tres de ellos del hooker Asafo Aumua (25, 37 y 60).

Los oceánicos ya ganaban por 40-7 al descanso, en ruta hacia su sexto título en diez ediciones desde el cambio de fórmula en 2008.

Vencedores en semifinales (39-26) de Francia, que fue derrotada por Sudáfrica en el partido por el bronce (37-15), los neozelandeses marcaron una media 62 puntos de cada uno de sus cinco partidos en Georgia para quedarse con el título.