• Viernes, 11 de agosto de 2017

Los famosos de Hollywood que, como Jim Carrey, son artistas plásticos

El actor de Ace Ventura se suma a una lista de otros que han coqueteado con los pinceles y experimentan con la búsqueda poética de la imagen

Redacción LA

Efectivamente: muchos artistas de Hollywood no son maniquíes para lucir los últimos modelos de Oscar de la Renta. Son personas que necesitan acudir al arte, y su poética particular, para sublimar lo que que los urge por dentro. Es por eso que, de tanto en tanto, los fans se sorprenden descubriendo una faceta que vuelve a sus astros más "humanos" y menos "artificiales" de lo que ellos creían.

Quien en estos días está dando que hablar en esta materia es Jim Carrey. El hombre, que casi dedicó su carrera entera a hacer las mismas muecas exageradas frente a las cámaras (en una de las únicas películas donde muestra su real calibre de actor es "The Truman show", de Peter Weir) ahora develó que lo moviliza un fin artístico que excede a un par de morisquetas y la necesidad de acumular millones en su cuenta bancaria.

Con un video denominado "Necesitado de color" ("I nedeed color") el actor abrió las puertas de su taller para mostrarnos los inmensos murales de su autoría; en los que la influencia del gigante Jackson Pollock y los expresionistas contemporáneos se lucen tras los brochazos de colores plenos: rojos, azules y amarillos son la base de su paleta expresiva.

Pero ¡cuidado!: aunque la noticia se ha hecho viral por estos días, gracias a este video, Carrey no arrancó con esta afición en fecha reciente. Desde muy joven el actor, al que muchos sindicaron como Jerry Lewis actual, utiliza el arte visual como otro medio de expresión.

Lo que sucede es que el actor en los últimos dos años (luego de que Cathriona White, su pareja, se quitara la vida) eligió mantenerse a salvo de los paparazzi. Sus últimas apariciones en la pantalla grande fueron "Kick-Ass 2" y "Dos tontos todavía más tontos". Luego, desde 2014, entró al taller para hacer de los pinceles su ocupación de tiempo completo; algo que le sienta bastante mejor que las monerías sin sentido del mainstream menos interesante de la industria cinematográfica.

Otros precursores

La noticia y el viral del protagonista de Ace Ventura pintando en su taller nos motivaron a un repaso por el listado de estrellas del cine que cultivan la pasión por la plástica. Ni de lejos Jim Carrey es el único, sino que un largo recuento coloca a otros nombres -incluso más interesantes desde la perspectiva de la actuación- en estas intentonas expresivas a través de la imagen pictórica.

El año pasado Adrien Brody (solvente protagonista de "El pianista", la maravillosa película de Roman Polanski sobre un artista judío escondido durante la Segunda Guerra; entre muchos films memorables) inauguró una muestra de su obra reciente en una galería de Manhattan; más jugado por las abstracciones y los rasgos del pop art.

Otro versátil como pocos es Viggo Mortensen. Nuestro amado Aragorn no sólo ha coqueteado con la música (ha grabado discos como “Don’t Tell Me What To Do" o “One Less Thing To Worry About”) y la literatura (escribe poemas e incluso tiene un sello editorial: Percevall Press) sino que también es fotógrafo y artista visual. Como pintor explora en el territorio de las técnicas mixtas, donde se lucen los tonos fuertes de azules y rojos. Como fotógrafo, en tanto, ha gestado muestras como “SingLanguaje” y libros como "Linger".

Un duro al que jamás le asignaríamos el fisic du rol del pintor típico es Sylvester Stallone. Sin embargo el Rambo inextinguible gusta de proyectar alguno que otro brochazo sobre una tela. De hecho, en 2015 inauguró en Niza (antes la había exhibido en San Petersburgo) una exposición con 30 de sus obras realizadas en cuarenta años. "Primero fui pintor. Recién después me convertí en actor y guionista", supo decir Stallone para dejar en claro que lo suyo no era un hobby de fin de semana.

En 2010 sir Anthony Hopkins decidió dar a conocer que la pintura lo fascina y ocupa su tiempo entre psicópata y psicópata que encarna en la pantalla grande. La obra del actor británico está inspirada el universo del teatro (un territorio que domina a la perfección). Es así que personajes como Electra y el rey Midas tomaron el nombre de ciudades como "Valencia" y "Texas" para titular sus cuadros. Además, gusta de los paisajes que registra en atardeceres. Su paleta se nutre de las tintas sobre papel fotográfico y acrílicos.

Finalmente, en este rápido recuento que no tiene en consideración a los músicos que también se ven seducidos por las imágenes, hemos de nombrar al inmenso actor Anthony Quinn. El protagonista de "Zorba el griego", entre muchísimas películas que ya son parte de la historia del cine, se reveló como un estupendo artista visual.

En 2015 el Museo Nacional Helénico de Chicago decidió hacer una retrospectiva importantísima sobre la poderosa obra plástica de Quinn. La colección se formó con 80 piezas entre esculturas de rasgos expresionistas y pinturas (que se podrían enmarcar dentro del un realismo mexicano). 

Quinn se formó como artista plástico de manera autodidacta. Sus modelos tallados se componen de siluetas de rostros, autorretratos y paisajes con los que exploró materiales como el mármol, las piedras y los metales. Durante sus viajes para protagonizar la larga lista de filmes que ha dejado como referencia, cargaba con los pinceles y serruchos que le permitían ir componiendo sus obras. 

Desde muy chico, a los 5 años, el actor de ascendencia mexicana e irlandesa, dibujaba bocetos mientras acompañaba a su padre que trabajaba como asistente de camarógrafos en los estudios de grabación de Los Ángeles; en los que luego él mismo se transformó en una estrella inextinguible.