Más Deportes Miércoles, 11 de enero de 2017 | Edición impresa

Los argentinos siguen trepando

Federico Villagra, Adrián Yacopini y Ricardo Torlaschi finalizaron en la segunda plaza de la octava etapa del Rally Dakar en Camiones. Ahora se encuentran en el cuarto lugar de la tabla acumulada.

Por Redacción LA

Apenas 17 segundos separaron al cordobés Federico Villagra del holandés Martin Van Den Brink (Renault) en la octava etapa que el Rally Dakar desarrolló ayer entre Uyuni (Bolivia) y Salta, en lo que significó el regreso de la competencia a suelo argentino.

La especial, que se vio reducida a 174 kilómetros tras una modificación de último momento debido a las intensas lluvias y la crecida de algunos ríos, dejó al Coyote a las puertas del triunfo parcial en la presente edición dentro de la categoría para camiones. 

Con su Iveco navegado por los mendocinos Adrián Yacopini y Ricardo Torlaschi, el múltiple campeón de rally nacional superó a los Kamaz de los rusos Eduard Nikolaev y Dmitry Sotnikov. 

Van Den Brink empleó un registro total de 1h55’20’’ para completar el recorrido reducido a raíz del mal tiempo.

De esta manera, el vehículo del trío argentino saltó a la cuarta posición del clasificador general que ahora pasó a manos de Sotnikov. Villagra está a 29’06’’ del mejor que posee una marca de 17h52’20’’.

Quedó demostrado que el cordobés salió decidido a descontar en el clasificador, realizando su mejor tarea desde que la competencia comenzó en Asunción del Paraguay. 

En cuanto al holandés Gerard De Rooy, que marchaba como puntero de la general con su Iveco, se retrasó en la especial y cayó a la tercera plaza de la tabla acumulada ya que Nikolaev también lo relegó con su Kamaz.

 

 

Chino repasó la etapa

Yacopini aseguró que “fue una lástima que la etapa se redujera por el mal tiempo. El Dakar tiene estas cosas, pero lo más importante para nosotros es que realizamos una gran especial y seguimos acortando diferencias”.

Sobre el camión que tripula, el mendocino destacó que “hoy (por ayer) funcionó a la perfección. Venimos muy mentalizados y, por suerte, el Iveco responde como queremos”.

 

Una jornada al revés

Debido a un alud que se produjo entre las localidades de Volcán y Tumbaya, en Jujuy, la caravana del Dakar debió detener su marcha, a la espera de una decisión de la organización sobre la reprogramación del resto de la etapa y la modificación del enlace.

El hecho se produjo en la Ruta Nacional Nº 9, entre los kilómetros 1.744 y 1.752. Máquinas de vialidad trataron de despejar ese sector, que tenía aproximadamente 8 metros de altura de barro acumulado.

 

Para tener en cuenta

La novena etapa fue suspendida: ayer, mientras comenzaba a anochecer en Salta, la organización dispuso anular la jornada que hoy se iba a realizar entre esa ciudad y Chilecito (La Rioja).

“En respuesta a un gigantesco deslizamiento de tierra causado por tormentas”, que bloqueó a los competidores y sus vehículos de asistencia en el enlace a Salta, “la jornada será dedicada para reagrupar todos los recursos de la carrera en Chilecito y así continuar con la prueba, dando el inicio de la décima etapa (Chilecito-San Juan)”, precisó Amaury Sport Organisation en su comunicado oficial.

Pilotos por todos lados: informaron que la caravana se encuentra totalmente desperdigada en el camino entre Uyuni y Salta a causa de los deslizamientos. “La mayoría se unirá en el vivac de Salta por una ruta alternativa por San Antonio de los Cobres”, afirmaron.

Era la más extensa: la novena etapa tenía 977 kilómetros (con 406 de especial) y era considerada la “reina” de la edición 2017.