• Jueves, 18 de mayo de 2017

Informaron de qué murió Chris Cornell

Está confirmado. El forense médico admitió que su fallecimiento "fue dictaminado como suicidio por ahorcamiento".

Agencias/Pablo Pereyra -

Chris Cornell fue encontrado sin vida en el baño de su cuarto de hotel en el Hotel MGM Grand Hotel. El hallazgo, sucedido unos minutos después de la medianoche hora de Detroit, lo realizó un amigo de la familia tras recibir una llamada de la esposa de Chris, quien forzó la puerta y encontró su cadáver.

Le leyenda del grunge fue encontrado sin vida poco tiempo después de que Soundgarden tocara en vivo en el teatro Fox de la ciudad. 

El intérprete fue declarado muerto en el lugar por los primeros paramédicos que asistieron al llamado de emergencia. 

Según ampliara la agencia Reuters, Cornell se suicidó ahorcándose en el baño de la habitación. Otro portavoz del departamento de policía de la misma ciudad ya había anunciado que su cuerpo se encontró con una cinta alrededor del cuello.

Fue el propio representante del cantante, Brian Bumbery, el que le comunicó a la Associated Press la trágica noticia añadiendo que su fallecimiento ha sido "repentino e inesperado".

Chris actualmente estaba casado en segundas nupcias con Vicky Karayiannis, con la que tuvo dos hijos, una nena en 2004 y un chico en 2005.

Ambos se destacaban como una pareja filantrópica, ya que fundaron "Chris and Vicky Cornell Foundation" para ayudar a chicos abusados y abandonados en las calles.

Un aficionado subió a Youtube dos videos filmados durante el concierto de anoche, cuando Cornell cantó "Black Hole Sun" y  "My Wave".

 

 

Se silenció el grito del grunge

La partida de Chris Cornell vuelve a dejar un gigantesco abismo en el recuerdo del grunge, el imprescindible movimiento que reformateó el rock y que va quedando como el último tsunami épico de un género que no ha conseguido hasta la fecha renovarse generacionalmente. La rabia que le dio el grito de fundación ahora se ha convertido en el sonido de la desolación.

No hay que negar que si observamos a los desaparecidos del grunge, vemos una lista de pérdidas impactantes que se rastrean más de tres décadas, desde Andrew Wood, Shannon Hoon, Layne Staley, Kurt Cobain, hasta Scott Weiland. Una generación maldita.

Si bien Chris Cornell formó parte del nacimiento de la zona cero del movimiento del grunge, a la distancia, se convirtió en la oveja negra de la familia de sus bandas fundacionales, ya que demostró un criterio más amplio en sus aportes musicales sin dejar de respetar la influencia de la escuela que lo vio crecer. No fue un conservador. De hecho, Chris desde el comienzo, demostró una inclinación por las fusiones y el experimento, agitando soul, el R&B e incluso, irritó a los devotos del grunge noventoso cuando sorprendió componiendo ya en el nuevo siglo una canción para la franquicia James Bond sin dejar de remodelar un estilo hard rock psicodélico.

Su estilo de frontman clásico del rock, al estilo Robert Plant, un adonis que cantaba con el privilegio de dominar una voz arenosa, desgarradora, llorosa y volcánica, sonaba más como un afroamericano del blues que a un anglosajón del punk y en sus actuaciones en vivo impactaba urgencia, apuro, ansiedad, esa urgencia típica del movimiento mismo del grunge, expresado para oírse espontáneo, rápido, como si el tiempo los persiguiera persistentemente con un empujón frenético.

En sus primeras interpretaciones en vivo, la voz de Soundgarden se escuchaban como un híbrido entre Rush y Black Sabbath, pero rápido, se encursó en su propio estilo y brillaron con luces propias, con los EP "Screaming Life" y "Fopp", publicados entre 1987 y 1988.

En el ascenso del movimiento de Seattle, Soundgarden llevó la delantera desde el arranque. Su álbum "Ultramega OK" lanzado en 1988, avanzaba con una nominación al Grammy antes que "Nevermind" de Nirvana explotara en el corazón de este nuevo reformateo del rock.

Sin embargo, no hay que negar que sin la banda de Kurt Cobain, Soundgarden tuvo un empujón hacia la popularidad que los iluminó desde ese rincón de banda de culto que tenían en la transición de décadas, especialmente después del lanzamiento de "Badmotorfinger", en el que se filtraba cierto impulso por el experimento que bien se podría rastrear desde mucho antes.

El estallido masivo de "Black Hole Sun" de 1994, de "Súperunknown" tenían ese sello retorcido y elegante que caracterizó a Soundgarden con un sello personal y su atmósfera sonora tenía más que ver con lo neopsicodélico que con el hard rock mismo. Basta con observar de cerca ahora lo delirante de las imágenes de su videoclip, un clásico indiscutido de la década.

Chris era un músico inquieto. Luego de separarse de la banda que lo había estrellado en la popularidad, editó en solitario, "Euphoria Morning" en 1999, un tributo a Jeff Buckley, su amigo íntimo, superando todas las expectivas personales cuando se convirtió en un álbum de culto muy bien reseñado por la crítica especializada, aunque con poca venta en las bateas.

Pero formó Audioslave, con tres ex miembros de Rage Against the Machine, y si bien al principio pareció un matrimonio por conveniencia, se desbarrancaron con hits como "Cochise" y con esfuerzo definieron un estilo propio y diferenciado, haciéndose más eléctricos y extraños mientras alternaban con rasgos al estilo Motown setentoso y un brote psic pop. A pesar del éxito de ventas, Audioslave se separó y sólo volvieron a tocar juntos recientemente en una protesta anti Trump.

Chris continuó solo. Se empeñó. En 2007 publicó "Carry on", un desparramo de envolturas eléctricas, con la mayoría de canciones propias, que se asemejaba a Soundgarden en cierta medida, que incluyó una versión de "Billie Jean" de Michael Jackson y "You Know My Name"  que escribió para la banda de sonido de la película de James Bond "Casino Royale", y varios temas que se acomodaban a la estética del soft rock, fascinado quizá por tener como productor artístico a Timbaland, pero a los dos años llegó "Scream ", un álbum de remixes que lo desbancó de lo habitual, con el cual sus seguidores admitieron que había llegado demasiado lejos quizás. Chris probó el pop moderno y por eso fue crucificado por sus fans y sus críticos fundamentalistas.

La mala reputación de "Scream" dejó desconcertado a Cornell y muchos consideran que quizá por eso prefirió volver a mirar para atrás. Y no se tardó en anunciar que Soundgarden volvería a juntarse y en 2012 lanzaron el álbum "King Animal".

En paralelo, formó parte de Temple of the Dog, una especie de súpergrupo que en retrospectiva rescataba miembros de lo que después se conocería como Pearl Jam.  

El 18 de setiembre de 2015 lanzó su quinto álbum solista de estudio, "Higher Truth", un final de discografía que recibió un enredado resultado de críticas positivas y negativas.

 

 

Los divos del grunge que se fueron

 Andrew Wood.

Vocalista de las bandas Malfunkshun y Mother Love Bone. Murió de sobredosis de heroína a los 24 años. Cornell lo rescató como composistor al armar Temple of the Dog.

Shannon Hoon.

Murió a los 28 años por sobredosis de cocaína en 1995. Fue el vocalista y letrista de Blind Melon.

 

Kurt Cobain.

Líder inolvidable de Nirvana. Cantante, guitarrista y principal compositor. Se suicidó o murió accidentalmente con un arma de fuego. Tenía 27 años.

 

Layne Staley.

Vocalista y letrista de Alice in Chains. Falleció a los 34 años el 19 de abril del 2002 por consecuencia de una sobredosis de "speedball" (cocaína mezclada con heroína).

 

Scott Weiland.

Fue un músico estadounidense, compositor y vocalista. Líder de Stone Temple Pilots. Falleció por un paro cardíaco el 3 de diciembre de 2015 a los 48 años.