Más Deportes Lunes, 4 de septiembre de 2017

La Fórmula 1 podría volver a la Argentina tras dos décadas de ausencia

El director de carreras de la categoría Charlie Whiting afirmó que si se hacen algunas mejoras en el Gálvez, la F1 podría volver en el 2019.

Por Redacción LA

El último Gran Premio de la Argentina de Fórmula 1 se disputó el 12 de abril de 1998, cuando Michael Schumacher a bordo de su Ferrari, se quedó con la carrera realizada en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez. Y esos tiempos se añoran en el ambiente del motor.

Ayer, tras finalizar el GP de Italia en Monza, donde el británico Lewis Hamilton ganó la carrera y el día anterior batió el récord de Shumacher de 69 poles, el director de carreras de la máxima categoría Charlie Whiting afirmó que si se hacen algunas mejoras en el Autódromo de Buenos Aires, la F1 podría retornar a nuestro país en el 2019.

 

 

El directivo brindó una entrevista con el canal F1 Latinoamérica y reconoció la posibilidad de incluir en la agenda al GP de Argentina.

Esta idea le estuvo rondando en su cabeza después de que hace unas semanas visitara nuestro país con motivo de los 1000 kilómetros de Buenos Aires del Turismo Carretera. Allí Whiting mantuvo reuniones informales con autoridades locales y realizó un informe sobre el estado actual del Gálvez.

En tanto, al Gobierno de la Ciudad le entusiasma la idea de repatriar a la Fórmula 1, por el potencial turismo internacional que traería de la mano y la difusión de la ciudad, según publicó el sitio notasdeactualidad.com.

En el diario La Nación se publicó además que se estima que los trabajos para mejorar el autódromo bonaerense costarían alrededor de 45 millones de dólares.

Hace algunos meses la Fórmula 1 cambió de dueño. Liberty media se la compró al histórico Bernie Ecclestone y la nueva dirigencia afirmó que quiere recuperar circuitos históricos, entre ellos el Oscar y Juan Gálvez.

Habrá que ver los costos y beneficios que eso traerá al deporte del automovilismo en nuestro país y evaluar los factores socio políticos que esto traería. Lo cierto es que los argentinos fanáticos de la Fórmula 1 ya tienen motivos para ilusionarse.