Sociedad Viernes, 2 de diciembre de 2016

Una línea de tren amenaza con hacer desaparecer el famoso perfume Chanel Nº 5

Planean construir las vías sobre un campo de flores en Grasse, Francia, donde se fabrica la esencia que Marilyn Monroe hizo célebre.

Por AP

Una línea de tren que se planea construir a través de campos llenos de flores cercanos a Grasse, el área del sur de Francia donde se fabrican perfumes, amenaza la producción del famoso perfume Chanel N° 5.

La cadena francesa de trenes SNCF planea construir una polémica ruta de tren de alta velocidad, y un viaducto, para aliviar el tráfico entre LeMuy y Cannes a lo largo de la congestionada Riviera Francesa, una de las áreas más visitadas de Europa.

En un comunicado, SNCF dijo que en la región hay tres de las más grandes ciudades francesas y simplemente “no podemos darnos el lujo de seguir aislados en un área europea cada más interconectada''.

Pero al fabricante de perfumes esto le huele mal. Chanel emitió un comunicado hoy argumentando que los planes del tren afectarían la producción de sus perfumes más conocidos.

“La construcción de un viaducto y el paso regular de trenes de alta velocidad por encima de los campos de flores obligaría a Chanel a dejar de apoyar las actividades artesanales en la región'', dijo el comunicado, refiriéndose a Grasse, una de las más famosas áreas del mundo donde se fabrican perfumes.

Chanel N° 5, creado en 1921 y hecho famoso en todo el mundo por la despampanante Marilyn Monroe, depende en extractos de jazmín de “Grasse'' y rosas de mayo que son cultivadas dentro y alrededor de Grasse. Se dice que el aroma no ha cambiado en décadas.

Chanel ha estado apoyando una campaña para que la Unesco agregue al área de Grasse en su lista de patrimonios protegidos, y en el 2009 cabildeó exitosamente para poner fin a un proyecto que quería crear un centro de desperdicios cerca de los jardines de flores en Pegomas y el Valle de Siagne.

La lujosa casa de modas está cabildeando ante las autoridades francesas para apoyar una ruta alterna, usando una vieja estación en Cannes que pertenece al SNCF.