Economía Sábado, 12 de agosto de 2017 | Edición impresa

La Aduana remata bienes importados por $ 6 millones

Con 1.000 lotes, es la mayor subasta fuera de Buenos Aires de artículos confiscados. Se prevé que se lleve a cabo a principios de setiembre.

Por Miguel Ángel Flores Isuani - mflores@losandes.com.ar

Computadoras, celulares, electrodomésticos, autos, artículos deportivos caros y hasta insumos vitivinícolas confiscados por la Aduana de Mendoza en los pasos fronterizos en los últimos 5 años, serán parte del primer remate de “grandes dimensiones” en la provincia.

La subasta se realizará a principios de setiembre en Mendoza y su base total estimada superaría en principio los $ 6 millones.

Con 1.000 lotes, el mega remate ya es el mayor en volumen realizado por la Aduana fuera de Buenos Aires hasta ahora, debido a lo cual se extenderá al menos 3 días consecutivos: en principio, desde el 6 al 8 de setiembre próximo.

Por lo pronto supera al concretado tiempo atrás en Córdoba, que si bien concentró artículos de lujo entre vehículos de alta gama y lingotes de oro y logró una elevada recaudación, apenas totalizó los 200 lotes. 

En la larga lista preliminar del mega remate figuran cotizados iPhones, la última generación de celulares Samsung Galaxy, cámaras Cannon, filmadoras Sony y Panasonic; microondas BGH y de las más reconocidas marcas de notebooks y iPads, junto a palos de golf, equipos de parapente y hasta 5 vehículos, entre autos y camionetas. Insumos importados que algunas empresas no nacionalizaron; entre ellos, 50 barricas de roble y equipos para bodegas. 

Según la Dirección General de Aduanas (DGA) la consigna no es recaudar sino sobre todo liberar depósitos que ya están colapsados. Cualquier mendocino con DNI podrá participar.

Como en otros realizados anteriormente en Buenos Aires, la organización está a cargo del Banco Ciudad, que aún debe precisar las fechas.

Si bien se apunta al 6, 7 y 8 de setiembre, dependerá de encontrar la locación definitiva, por lo cual podría postergarse al menos 1 semana más.

Por lo pronto, metodológicamente se manejan dos alternativas: las ofertas a viva voz con adjudicación al mejor postor, o bajo sobre. Esta última opción exime al interesado de estar presente en la o las jornada/s que dure el remate, para lo cual la propuesta económica (el máximo que esté dispuesto a pagar) debe entregarse en sobre cerrado hasta 24 horas antes en la sede del Banco Ciudad. 

El origen de la mercadería

El Ciudad está abocado por estos días a terminar de armar los lotes de mercadería, que tiene que terminar de aforarse para definir la base en cada caso. 

Se trata de productos que tanto viajeros como empresas importaron pero terminaron retenidos por los controles de la DGA, mayormente de Mendoza pero también proveniente de las Aduana de San Juan.

Los motivos de las confiscaciones de los bienes en depósito son diversos, y en muchos casos se incrementaron desde el inicio del fenómeno de compras llamado “efecto Chile”.

Entre ellos se destaca, justamente, el no pago por exceso de la franquicia de U$S 150 por individuo prefijadas para compras, que terminaron en el Complejo de Horcones como auténtico filtro. 

Otras causas son, obviamente, mercadería que intentó ingresarse al país de contrabando; infracciones derivadas de un proceso contencioso administrativo y por supuesto distintos bienes importados sin nacionalizar, que por lo general pasado 1 año desde su secuestro, sin completarse el trámite, queda como rezago en depósito.

Respecto de las confiscaciones en Horcones, desde la DGA remarcaron que su origen está en la presunción de compra para fines comerciales (comprar para revender) e incluso intentar ingresar bienes prohibidos, como autopartes y anteriormente heladeras y lavarropas, sobre los que pesa una multa y son irrecuperables.

“El propósito es que al remate acuda la gente en general, la familia y emprendedores a los que pueda servirles lo que sale a subasta”, señalaron desde la DGA, que por otra parte donará indumentaria y calzados.

Más barato que en el mercado

Aunque aún resta definir la sede de la subasta (decisión que corre por cuenta del Ciudad) cualquiera sea el resultado, la recaudación por encima de los $ 6 millones estimados de base irá a parar al fisco federal, administrado por AFIP.

Aunque recién en los próximos días se definirán las cotizaciones específicas, el criterio es que sean atractivos para los postores. Por caso, se evalúa fijar precios que podrían ser, según el rubro, incluso más baratos que los vigentes en el mercado actual.

Hay ejemplos irrisorios. Un Audi TT modelo 2002 ($ 400 mil) salió a remate en Córdoba con una base de $ 75.743, y $ 21.000 de patentes adeudadas. En la misma subasta, un iPhone 5 se liquidó al 25% de su valor de importación: aunque en el sitio Mercado Libre puede conseguirse por casi $ 7.000, partió de $ 1.647,8.

Con todo, desde la DGA conocen de “La Liga”, una organización que suele acudir luego de los edictos de la Justicia provincial, y cuyos miembros suelen ser reconocidos por los habituales asistentes a esas liquidaciones por su “modus operandi” para quedarse con las mejores ofertas. Aseguran tener previsto cómo limitar su accionar y evitar abusos.