• Sábado, 11 de marzo de 2017
  • Edición impresa

Hubo un boom de ventas en Expoagro por expectativa favorable y créditos blandos

Tanto la banca pública como la privada ofrecieron plazos tentadores: para la compra en dólares la tasa fue de 0%.

Silvia Naishtat - Especial para Los Andes

Andrés Viviani, Néstor Latasa y Eduardo Caltani, de la pequeña localidad de El Triunfo en Lincoln, provincia de Buenos Aires, jamás faltaron a una edición de las 11 que lleva Expoagro. Ni siquiera cuando las cosas se pusieron feas y había pocas novedades

“Nunca fallamos, nunca dejamos de estar”, dicen con el rostro curtido y extendiendo sus manos gruesas y ásperas. Estos expertos en el manejo de maquinaria agrícola, “amantes de los fierros”, gracias a los cursos que ofrecen fábricas y concesionarios pudieron aprender con esfuerzo a manejar y a conocer los secretos de la tecnología digital.

Ayer estaban sorprendidos por el resultado de esta edición que bate récords por el tamaño de la feria, el número de novedades y las ventas millonarias que comenzaron a concretarse.

Expoagro, que se llevó a cabo del 7 al 10 marzo, fue inaugurada oficialmente por el ministro de Agroindustria Ricardo Buryaile junto al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, los vicegobernadores de Buenos Aires y Córdoba, Daniel Salvador y Martín Llaryora y la intendenta de Rosario, Mónica Fein.

Los acompañaron el ministro de Agroindustria bonaerense Leonardo Sarquis, Javier González Fraga y Juan Curuchet, presidentes del Banco Nación y del Provincia. Buryaile se refirió a “una revolución tecnológica, como respuesta al estímulo del Gobierno”.

Para Carlos Becco, director de Syngenta, lo más notable “es que el campo está lleno de expectativas y el productor sabe que la tecnología es el camino”.

Carlos Wulff, ingeniero agrónomo de profesión y representante de la firma Pla de pulverizadoras, dijo que hay un círculo virtuoso: “Se confía que el Gobierno no va a cambiar las reglas de juego, se toma crédito y compra la maquinaria”.

Ese movimiento se basa en acuerdos entre las fábricas que reducen márgenes y los bancos que bajan las tasas para facilitar préstamos que no se ofrecen en otras actividades. 

La banca pública se destacó por lo agresiva con tasa cero en dólares o al 6% en pesos. Y la banca privada, como Galicia, por plazos a 7 años. En esta Expoagro ninguna entidad quiso quedar afuera: el Credicoop, con afinidad con el gobierno de Cristina, fue uno de los más activos con la tasa baja.

De los volúmenes de cosecha dieron cuenta las cadenas productivas de soja, trigo, maíz y girasol. Es curioso como la eliminación de las retenciones cambió aceleradamente el mapa, con cosechas récord en maíz y trigo y el resurgimiento del girasol, que incrementó 40% el área sembrada. La soja, con retenciones del 30%, redujo superficie y tonelaje.

Con banderines de colores, globos gigantes y drones por todas partes, Expoagro pareció una ciudad en ebullición. Muchos se trepaban para observar los detectores inteligentes de malezas para visualizarlas cuando casi no han salido a superficie.

Otra de las sorpresas fueron los “pilotos” de Plantium, de la familia Gentili. Esto es el software y los brazos robóticos que se montan sobre el tractor, la sembradora o la cosechadora para que se manejen solos.

Daniel Werthein, uno de los líderes en el negocio agropecuario, resalta como característica de los productores la persistencia. “Es una actividad donde no se bajan los brazos”, desliza al describir sus próximos pasos: producción de carne de alta calidad en Formosa que tiene como destino Israel y Estados Unidos.

En la misma línea, Alfredo Gusmán, titular de la raza Angus, sorprendió con un nuevo método para el remate de animales: las ecografías que permiten medir la grasa y el ojo de bife, indicadores del potencial como productor de carne.

Gusmán tiene una obsesión: volver a exportar carne con marca a EEUU. 

Asegura que están las aprobaciones y que solo falta la decisión política. ¿Le pasará lo mismo que a los limones? Por las dudas tienen un plan B: las ventas a México y a China que también incluyen semen y embriones.

CC