• Domingo, 13 de agosto de 2017
  • Edición impresa

Hacia la renovación parlamentaria

Hasta ahora hablaron los candidatos a las elecciones, ahora es el turno del pueblo para que exprese con su voto la nueva conformación legislativa de la provincia y el país. Ojalá que la participación popular se imponga esta vez a la indiferencia o el hartazgo que la política -muchas veces no sin razón- suele provocar en la sociedad. Una democracia vital es aquella donde los ciudadanos hacen oír, lo más contundentemente posible, su propia voz.

Editorial

Nuevamente la ciudadanía es convocada a expresarse en las urnas, esta vez hacia la renovación de las Cámaras del Congreso, las Legislaturas provinciales y los Concejos Deliberantes. En Mendoza el llamado es para elegir candidatos que en octubre competirán por cinco bancas en la Cámara de Diputados de la Nación, como también para sumarse al Senado y la Cámara baja provinciales y a 17 concejos departamentales.

A nivel nacional se trata de la cuarta convocatoria a Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), una variante al sistema electoral con la que se pretendió lograr participación ciudadana directa en la selección de los candidatos a cargos electivos. Mendoza se sumó a dicha modalidad años después y por eso éste es el segundo llamado.

El principal sentido de las PASO es que las diferencias internas de los partidos, o de las alianzas entre más de una agrupación partidaria, se resuelvan en elección popular, buscando dejar de lado la influencia de sectores o de liderazgos fuertes con poca apertura al debate interno. Pero como no todos los partidos dirimen en las primarias abiertas sus diferencias y concurren con listas únicas, estas elecciones terminan transformándose muchas veces en una suerte de gran encuesta previa a la elección definitiva, que en este año nuevamente será en octubre. 

Por eso es menester destacar que lo que surja de los comicios de esta fecha no resultará decisivo. Sí se puede esperar, en especial en distritos grandes y con referentes nacionales claros, que los resultados de hoy marquen una tendencia y obliguen a los postulantes a replantear estrategias o propuestas pensando en el voto definitorio del 22 de octubre.

Como toda elección de mitad de mandato del Ejecutivo de turno, tanto a nivel nacional como provincial, este proceso que comienza hoy con las PASO y concluirá dentro de dos meses con la elección definitoria, debe servir para que la ciudadanía haga una prudente evaluación de la gestión gubernamental y vote en consecuencia, considerando que lo que se resuelva en las urnas no marcará el final de ningún ciclo, ya que quienes gobiernan en la Nación y en las provincias tienen por delante dos años más en sus cargos. 

Es importante, por lo tanto, que en virtud de los resultados que se obtengan, si es que los mismos marcan una tendencia pensando en octubre, que las autoridades a cargo de la administración del Estado evalúen en consecuencia y eventualmente efectúen las correcciones o ratificaciones de sus políticas en consonancia con el mensaje que deje en las urnas el electorado.

En lo que se refiere a la provincia de Mendoza, las PASO de hoy tienen que servir para que la gente evalúe, como principal objetivo, las cualidades y propuestas de quienes se postulan para la competencia de octubre. Al margen de los lógicos alineamientos políticos, quienes buscan una banca en el Congreso de la Nación deben tener presente que la prioridad siempre ha de ser el progreso del pueblo de la provincia a la que representan. Con más razón aquellos que salen al ruedo por un lugar en la Legislatura, caja de resonancia de los problemas cotidianos de la gente de Mendoza.

Párrafo final para las maltratadas elecciones PASO. La conveniencia o no de su continuidad deberá decidirla más adelante la dirigencia política al evaluar la repercusión que las mismas han tenido en la ciudadanía desde su implementación. Pero hoy es importante que se concurra a votar cumpliendo con la obligatoriedad de la convocatoria, porque así se contribuye a una mayor idoneidad del acto electoral decisivo de octubre.