Viernes, 22 de septiembre de 2017
  • Lunes, 10 de abril de 2017
  • Edición impresa

Gumersindo cayó por nocaut ante “El Puro”

En una gran batalla, el mendocino Carrasco perdió KOT en el octavo round frente a José C. Paz. El cubano Williams Scull sumó otro triunfo.

Redacción LA

El cordobés José Carlos “El Puro" Paz (69,500 kg) se impuso por nocaut técnico en el octavo asalto al mendocino Gumersindo Carrasco (68,200 kg) en la electrizante pelea de fondo del festival realizado en el club Social y Deportivo San Vicente, de Bell Ville, provincia de Córdoba.

Mejor adaptado al peso súperwelter, el púgil de Pozo del Molle fue muy superior a Carrasco, quien sin embargo vendió cara su derrota entregando todo de sí.

La velocidad y los contragolpes de Paz fueron la clave de un combate áspero y dramático ya que, si bien dominaba con autoridad, el cordobés sufrió una merma física en el quinto asalto con lo cual en algunos pasajes la pelea se equilibró.

Pero en el sexto capítulo hubo un quiebre que parecía definitivo cuando una zurda de Paz mandó a Gumer a la lona. De igual manera el mendocino siguió dejando la piel en cada cruce y con un par de manos, además del cansancio del “Puro”, tuvo sus chances de revertir la situación.

Finalmente la precisión y potencia de Paz hizo su trabajo y Carrasco, tan conmovido como cansado, volvió a visitar el tapiz en el octavo luego de una certera combinación a la cabeza. El mendocino se paró muy mareado pero desde su esquina voló la toalla.

 

Scull, por puntos

El imbatido cubano William Scull (75,100 kg) exhibió su rica técnica boxística para obtener su cuarta victoria profesional (2 por nocaut) al imponerse en decisión unánime en seis rounds al campeón cordobés súper mediano Carlos Moyano (76 kg).

Pese a dominar durante casi todo el desarrollo del combate y tener un par de veces sentido a Moyano, Scull careció de definición y llevó el lance a las tarjetas que le dieron el triunfo por 59-56,5; 59-57 y 60-54,5. 

 

Gudiño noqueó

En la pelea que esperaban los 1.200 espectadores, el bellvillense Mariano “El Ángel” Gudiño (88,400 kg) debió sufrir una caída en el primer asalto y otro trance amargo en el segundo para finalmente noquear en ese mismo capítulo, al duro boliviano Miguel “Bam Bam” Ugarte (85,100 kg).

Gudiño tardó en acomodarse en la pelea lo cual fue aprovechado por Ugarte que con un zurdazo en cross lo puso en la lona. Sobre el final del round, el local pudo también conmover al boliviano y así se fueron al rincón.

Confiado, Ugarte descuidó su guardia y el dueño de casa aprovechó y lo derribó espectacularmente con una izquierda. Maltrecho, el de Tarija se levantó otra andanada de golpes de Gudiño terminaron el pleito.