Martes, 25 de julio de 2017
  • Lunes, 17 de julio de 2017
  • Edición impresa

Gimnasia, se fueron con la frente en alto

Darío Alaniz y sus jugadores salieron y casi no dieron declaraciones. Se mostraron muy dolidos por la derrota y muchos no pudieron contener las lágrimas.

Redacción LA

La salida del vestuario de Gimnasia mostró algo que muy pocas veces se puede ver: que la mayoría de los jugadores no pudieran hablar porque rompían en lágrimas.

La mayoría de los jugadores decidieron eludir a los medios y en su rostro se veían muestras elocuentes de emoción y congoja. Los que más demostraron su dolor fueron David Garay, Sergio Oga, Yair Marín y algunos más que salieron rápidamente para reunirse con sus familiares y dejar al instante el estadio.

El que sí salió y encaró a todos los medios fue Darío Alaniz, quien se mostró muy dolido: “Lamento no haberle podido dar el ascenso al club de mis amores. Este plantel se lo merecía, se lo merecía la dirigencia y los familiares que son los que bancan en todas las paradas feas. Me voy triste”, aseguró antes de que se le quebrara la voz. 

El “Lechuga” le pidió disculpas a todos los hinchas de Gimnasia: “Le pido disculpas a la gente. Me voy dolido pero con la frente bien alta”.

Alaniz dejó un agradecimiento con cada uno de sus jugadores: “Tengo un agradecimiento enorme con cada jugador, con cada hombre. Me saco el sombrero con este plantel. Dejaron todo hasta el último y lo perdimos en los penales, como ante Cipolletti así llegamos a esta instancia”, dejó en claro el entrenador. 

Sobre su continuidad en el club, Alaniz no  quiso hablar del tema: “No tengo en mi cabeza eso”.

El único jugador que paró y habló con los medios fue Neri Espinosa. El volante mensana fue uno de los que tuvo mejor rendimiento en el partido y en la temporada, pero se mostró muy acongojado con la eliminación: “No hay palabras para lo que nos pasó. Tenía la ilusión de ascender otra vez pero no se dio. No logramos el objetivo y nos vamos muy tristes, creo que no deberíamos haber llegado a los penales”.

Uno de los que también dio su parecer fue el vicepresidente del Lobo, Luis Vila, quien también se mostró conforme, a pesar de la derrota: “Se hizo todo para ganar y los jugadores dejaron todo en la cancha. Creo que hubo una mano que no cobraron. Ganamos en el tiempo reglamentario, pero bueno en los penales no pudo ser”, señaló.

Lejos de seguir con los lamentos, Vila ya comenzó a pensar en el futuro de Gimnasia: “Cuando hicimos el primer gol pensé que la mano venía diferente, pero bueno no pudo ser y ahora hay que pensar en el Federal A que viene”, cerró.

 

Incidentes con hinchas de Mitre

Se sabía que, a pesar del pedido de los dirigentes, iban a llegar hinchas de Mitre a Mendoza.

Antes del inicio del partido el presidente, Guillermo Raed, aseguró que “nosotros le pedimos a los hinchas que no vengan a Mendoza, pero tenemos entendido que llegaron algunos camuflados. Para que no viajen, decidimos poner una pantalla gigante en el club para que puedan ver el partido en directo”, aseguró.

Según versiones, algunos hinchas santiagueños llegaron a las boleterías del club a sacar sus entradas, pero fueron descubiertos por simpatizantes del Lobo y se generaron unas escaramuzas.

Por otra parte, un grupo de hinchas de Mitre que viajaban hacia Mendoza se accidentaron en La Rioja y están fuera de peligro.