• Miércoles, 19 de abril de 2017
  • Edición impresa

Gestión privada en la Terminal de Ómnibus

El consorcio liderado por Andesmar y CATA empieza a administrarla. Tendrá 2 meses para encarar obras que demandan una inversión de $ 230 millones.

Miguel Ángel Flores Isuani - mflores@losandes.com.ar

Con la mayor parte de sus más de 40 años de vida en la órbita estatal, llegó el día D para el gerenciamiento privado de la Terminal de Ómnibus de Mendoza.

El decreto que refrenda el contrato entre la Provincia y el concesionario, ETM (Estación Terminal de Mendoza SA), y su publicación, habilita a las empresas de transportes Andesmar y CATA, junto a otros 2 socios, a tomar posesión del predio para administrarlo.

Paralelamente, a la SA, que presentó la única propuesta finalmente adjudicada por licitación pública en enero, le corren ya los 2 meses de plazo preestablecidos para la obra civil comprometida: una remodelación integral que promete dejar lista una Terminal a estrenar hacia 2019 previa inversión de $ 230 millones.

Para eso, el Gobierno, a través de la Secretaría de Transporte, debe ahora terminar de aprobar un proyecto ejecutivo, sustentado en una oferta económica que, con $ 230 millones, superó en 30% la expectativa oficial reflejada en los pliegos. Y puede seguir incrementándose, según admiten los socios.

Según anticipó Mónica Miguel, la actual responsable de la Terminal, a Los Andes, "tras la firma del contrato sólo falta el decreto definitivo que debería estar publicado".

Ya terminaron de resolverse cuestiones administrativas como el cobro de Sellos de la concesión de 20 años, que concede una gracia de 5 años para empezar a pagar el canon respectivo. Esto a cambio de una nueva refuncionalización al cabo de los primeros 10.

"Ya estamos listos para hacernos cargo de todo lo que involucra administrar la Terminal: desde el cobro del toque de plataforma hasta los nuevos contratos de alquiler de los locales", explicó Marcelo Pieralisi, gerente general de Andesmar y cabeza visible de ETM. 

A propósito del capítulo comercial, clave para los socios (administran el uso de las plataformas pero los alquileres serán su principal fuente de ingreso), buena parte de quienes tienen "permiso de uso" sobre los más de 160 locales ya empezaron a pedir condiciones para renovar el vínculo. De acuerdo a Pieralisi, "en adelante, el requisito es que haya propuestas superadoras, y aspiramos a que se sumen más primeras marcas e incluso franquicias".

 

Primeras obras

En la SA todos suman expertise en el negocio del transporte de larga distancia, con grupo Andesmar (61%) y CATA (25%) al frente, la obra civil y de servicios (Ceosa, con 10%), y el transporte urbano  (familia Stocco, de Transportes Maipú, que participa con Ceosa en Traslar, cuya cuota es 9%). 

Precisamente, más allá de que el proyecto de la obra, diseñado por el estudio de arquitectura BMA (experto en terminales aeroportuarias y terrestres) necesita el OK final, desde Ceosa esperan luz verde para empezar con las obras complementarias. Esto es, el traslado de agencias o boleterías y el vallado " para liberar zonas de trabajo, e incluso túneles para la circulación del público mientras dure la remodelación".