• Domingo, 18 de junio de 2017
  • Edición impresa

Foto 360: Tilín y Gaby Orozco, la unión hace la música

Estilo muestra con capturas panorámicas la intimidad de los ámbitos donde los artistas crean. Esta vez, y como un homenaje de Estilo al los padres artistas en su día, visitamos la casa de Tilín y Gaby Orozco, una historia donde la paternidad siempre estuvo cruzada por sonidos de guitarra.

Daniel Arias Fuenzalida - darias@losandes.com.ar / Fotos: Orlando Pelichotti

 

El padre... A Raúl Orozco (56) le decían cuando era niño: “Nene, dejate de joder con el tilín tilín de la guitarrita”, porque sus dedos eran veloces y ya sabían adónde querían ir. Le quedó bien el apodo, aunque la queja se volvió después aplauso. 

Salto a la fama... Fue en el 2003, cuando formó con Fernando Barrientos el Dúo Orozco-Barrientos y ganó en el XLIV Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar de Chile.Tuvieron la Gaviota de Plata a la mejor canción folclórica con la canción “Pintadita”. 

El hijo... Los padres de Gaby Orozco (22) son Tilín y de Sandra March, cantante. Se crió entre guitarras, y desde muy temprano supo qué camino seguir. Hoy es guitarra y coros de una de las bandas con más proyección (y más jóvenes) de la provincia: Usted Señalemelo. 

Dos invitaciones... Canal Encuentro hoy transmite, a las 19, un especial de Orozco-Barrientos grabado el 25 de marzo en el CCK. El viernes que viene, por otra parte, Usted Señalemelo presenta en la Nave Cultural su segundo disco, “II”. 

 

La foto

El mejor premio. Si bien Orozco-Barrientos ha sido ampliamente reconocido (nominaciones al Gardel y al Grammy Latino, un Konex, por ejemplo), los premios para Tilín no son algo sustancial en su carrera, y es por eso que los tiene repartidos en varios lugares. No necesita verlos todo el tiempo. Sí atesora haber podido trabajar con León Gieco y, especialmente, con Mercedes Sosa, que los invitó a cantar “Celador de sueños” en “Cantora”.

 

 

Seis cuerdas y papel. Entre las guitarras que tiene en su estudio (una Gibson Chet Atkins que usa desde hace 25 años, una Yamaha, entre otras), hay una muy especial, sobre todo por lo que tiene entre las cuerdas: un poema que le dedicó en 2014 un amigo, el Colorado Budini.

 

 

Tres discos. Hasta el momento, tres disco editó junto a Barrientos: “Celador de sueños” (2004), “Pulpa” (2008) y “Tinto” (2013). 

 

 

Un regalo. Hace tres años, el “pequeño” Gabriel recibió un regalo que, más que especial, es fraternal: Gustavo Santaolalla quiso que tuviera entre sus brazos una guitarra de caja de cigarrillos. En este caso, de habanos Punch.

La primera guitarra. El ADN de ambos ya vino codificado en pentagramas desde antes de nacer, porque la primera guitarra que tuvieron los dos entre sus brazos fue la del abuelo de Tilín (y bisabuelo de Gaby), Lorenzo Molina. Él les heredó buena madera: “Tiene fácil 90 años”, dice Orozco padre refiriéndose al instrumento. 

 

 

Tres influencias. Entre un montón de vinilos, le pedimos a Gaby que nos diga cuáles serían los tres que hoy podrían representarlo: eligió “Revolver” de Los Beatles (desde niño es fanático de ellos), el primer disco de Almendra y uno de Donna Summer, que da cuenta de su más reciente viaje ochentoso. 

 

 

Día del padre.  En el fondo, un regalo de Luciana, la hija mayor de Tilín, que rescató entre los recuerdos una dedicatoria. Sobre el cuadro, se lee: “Para el papá más bueno del mundo”. Es una cartita que Gaby le escribió hace mucho tiempo. ¿Años? No se acuerda. ¿Fecha? Tampoco está escrita.  Es que sí, entendemos: el amor está más allá de cualquier tiempo.