Estilo Domingo, 27 de agosto de 2017 | Edición impresa

Faustino Picallo, el justicialista progresista

Comenzó en las filas del radicalismo lencinista pero luego se alineó con el peronismo. Durante su mandato, se promulgó la ley del voto femenino.

Por Carlos Campana - las2campanas@yahoo.com.ar

La figura de Faustino Picallo es poco conocida para los mendocinos. Aquel dirigente que abrazó la política desde muy joven en las filas del radicalismo lencinista para luego pasar al peronismo, no tuvo un justo reconocimiento luego de que dejase la gobernación en 1949. 

Su obra fue muy importante para la provincia y, durante su mandato, las mujeres votaron por primera vez.    

Un militante lencinista

Faustino Picallo nació en Godoy Cruz el 1 de setiembre de 1898. Era hijo de José Picallo y Benita Sánchez, ambos españoles. Estuvo íntimamente vinculado a las actividades industriales y agrícolas. Fue un viejo militante en las filas del radicalismo lencinista.

Radicado en San Rafael, ejerció diversos cargos en la administración pública. Fue comisionado municipal de aquel departamento, jefe de Policía de la Provincia e intendente municipal de esa ciudad. 

Falleció en Capital Federal el 16 de julio de 1971. Sus restos fueron sepultados en el cementerio sanrafaelino.

Voto obrero y popular

En octubre de 1945 se produjo en el país una crisis política: el coronel Juan Domingo Perón renunció a todos los cargos de gobierno y el pueblo salió a las calles para pedir por su regreso. 

Con el fin de descomprimir la tensión, el presidente de facto, general Edelmiro J. Farrell, adelantó el llamado a elecciones para febrero, previstas para el mes de abril de 1946.

Durante esa transición fueron varios los ministros que asumieron y renunciaron antes de los comicios electorales. Una de las fórmulas que se presentó fue la integrada por José Tamborini y Enrique Mosca (Unión Democrática), apoyada por el radicalismo y los partidos Socialista, Demócrata Progresista y Comunista.

Por el otro, el Partido Laborista y la UCR Junta Renovadora apoyaban al coronel Juan Domingo Perón y al ex ministro del interior y dirigente de la UCR, Juan Hortensio Quijano.

El 24 de febrero, el pueblo concurrió a las urnas para votar en comicios indudablemente transparentes. Los resultados finales se conocieron un mes después de la votación, cuando se anunció oficialmente que Perón-Quijano había sido la fórmula ganadora. La coalición laborista obtuvo 1.527.231 sufragios que significaron 307 electores, y la Unión Democrática 1.207.155 votos que implicaron 72 electores.

Obras para el progreso

Picallo asumió como gobernador el 27 de mayo de 1946, junto a su vice Rafael César Tabanera. Entre sus ministros fueron nombrados José G. De Paolis en Gobierno y Asistencia Social; Ramón Morey en Economía, Obras Públicas y Riego y Lorenzo César en Finanzas.

Su periodo de gobierno culminó el 12 de marzo de 1949.

Durante esta gestión se realizaron numerosas obras públicas entre las que se destacaron los caminos y canales hídricos. También se dio comienzo a la construcción de varios edificios públicos como el del Departamento General de Irrigación, el del Correo Central -ubicado en calle San Martín y Colón- y se continuó con el Barrio Cívico, además de varios conglomerados como el Ferroviario y 4 de Junio. Entre otros proyectos, se construyeron los hoteles de Potrerillos y de Uspallata.

En salud se crearon los hospitales Lagomaggiore, el neuropsiquiátrico El Sauce y el Hospital de Niños, como también centros de salud en diferentes lugares de la provincia. Además, en el orden educacional, se fundó el Liceo Militar General Gerónimo Espejo.

En cuanto a políticas sociales, se creó el Instituto Provincial de la Vivienda y se ejecutaron las obras para la Escuela Hogar. Entre otros proyectos se creó la Lotería de Mendoza, con el propósito de ayudar a los más necesitados a través del Banco de Previsión. Se instalaron nuevas industrias que le dieron un gran potencial a la economía de la provincia. También los hidrocarburos tuvieron un auge importante y se desarrolló integralmente la distribución de gas natural en el Gran Mendoza.

Uno de los mayores logros cívicos durante ese período fue la promulgación en 1947 de la Ley nacional 13.010 que otorgaba el derecho al voto a las mujeres argentinas.

El 5 de diciembre de 1948 se realizaron en Mendoza las elecciones para constituyentes nacionales, gobernador y vice, diputados y concejales. En una jornada de suma tranquilidad, los candidatos de Partido Peronista, Blas Brisoli y Roberto Schmidt, obtuvieron la mayoría de los votos, seguidos por la fórmula de la Unión Cívica Radical, Monfarrel - González Funes.

En 1949 el gobierno nacional reformó la Constitución y nuestra provincia hizo lo propio con su Carta Magna.