• Domingo, 8 de enero de 2017
  • Edición impresa

Faraday FF91: la SUV más veloz del planeta

Es una muestra de lo que la tecnología aporta al mercado automotriz. Este eléctrico promete la mayor aceleración para un SUV.

CC

En medio nuevos teléfonos, televisores y robots, la estrella de la CES 2017 (Consumer Electronic Show), la mayor muestra de tecnología del mundo que se lleva a cabo en Las Vegas, es un auto eléctrico. Se trata de la versión definitiva del Faraday FF91, un auto que promete acelerar más que cualquier modelo de serie existente e inclusive más que un Fórmula 1.

Con proporciones de SUV (largo, 5.250 mm; ancho, 2.283 mm; alto, 1.598 mm) y capacidad para cuatro pasajeros, este modelo cuenta con un sistema de propulsión eléctrico que le entregan una potencia final de 1.050 caballos de fuerza. Según Faraday, ese poderío le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,39 segundos. Con este número con ese número se convierte en el auto de serie más veloz del planeta.

Y no sólo es más rápido que el Tesla Model S, en su versión P100D, otro eléctrico (con 539 caballos de fuerza) considerado un referente en materia de aceleración que lo hace en 2,7 segundos, sino que precisa menos tiempo que un auto de Fórmula 1. 

La última referencia la había entregado el equipo Red Bull, cuando informó que su monoplaza (el RB11 de 2015) hacía el 0-100 en 2,6 segundos.

Su paquete de baterías le entregan una autonomía de poco más de 600 kilómetros y promete unos tiempos de recarga extraordinarios.

Tiene un sistema de carga rápida de 200 kW que puede dar energía para recorrer hasta 804 km en sólo una hora de carga. 

Por ahora sólo en forma teórica, ya que sus baterías no pueden almacenar tanta energía. Si la recarga es en una red hogareña, en 4,5 horas se completa el 50 % de su capacidad.

El FF91 está equipado con distintos elementos para poder ofrecer un sistema de conducción autónoma: cuenta con trece radares de corto y largo alcance, doce sensores ultrasónicos, diez cámaras de alta definición y un radar 3D LiDAR, que hace una lectura de 360° alrededor del vehículo. 

Faraday promete que a este modelo se lo podrá mandar a estacionar solo, sin nadie al volante, aunque en un principio lo podrá hacer en establecimientos privados que fueron previamente mapeados.

Aún no se conoce cuál será su precio, habrá que esperar hasta marzo cuando se realice una segunda presentación del FF91. 

Por el momento, solo se toma una reserva, que incluye un depósito de 5 mil dólares. Pero para tener una idea, Faraday asegura que es más lujoso y exclusivo que un Tesla Model S, cuya versión P100D cuesta 134.500 dólares, en los Estados Unidos. Las primeras unidades se entregarán a principios de 2018.