Policiales Miércoles, 11 de enero de 2017 | Edición impresa

Están en Mendoza los dos fugados de la Comisaría 10°

Claudio Flores y Elías Lucero llegaron desde San Juan, donde habían sido detenidos, y tras un paso por Maipú, fueron llevados al penal.

Por Ignacio Zavala Tello - izavala@losandes.com.ar

El periplo de los dos prófugos que durante los primeros minutos del 25 de diciembre pasado escaparon de los calabozos de la Comisaría 10 de Maipú -junto a un cómplice- terminó ayer en la  madrugada en la misma dependencia policial. Fueron trasladados por una comisión de policías mendocinos que fue a buscarlos a San Juan.

Claudio Javier Flores (31) y Elías Samuel Lucero (24) fueron recapturados el 6 de enero en la localidad de Valle Fértil de la vecina provincia. Pretendían llegar caminando a La Rioja, luego de que lograran escapar por un boquete en el techo de la comisaría 10.

Ayer alrededor de las 10, efectivos de la División Búsqueda de Prófugos partieron a San Juan para buscar a los recapturados. Trabas burocráticas y gestiones judiciales hicieron que los pesquisas debieran esperar largas horas para poner en custodia a los reos y regresarlos a Mendoza.

Recién cerca de las 21.30, Flores y Lucero fueron subidos a una Trafic para emprender el viaje de regreso, ordenado por el juez Benedicto Correa del Quinto Juzgado de Instrucción de San Juan.

 

De vuelta

Ya no mostraban la audacia que sacaron a relucir cuando abandonaron la celda en Maipú. Durante el viaje se mostraron calmos y atemorizados ante los cinco sabuesos que los escoltaban, según confiaron fuentes de la investigación.

Cuando habían pasado 30 minutos de este martes, la unidad de traslado arribó a la provincia. Los detenidos volvieron a los calabozos de la misma comisaría de donde habían escapado.

Pero sólo permanecieron allí unas horas, ya que fueron trasladados al penal de Boulogne Sur Mer por orden de la Justicia.

Nahuel Gustavo Tegero (20) ya había sido recapturado en la Terminal de ómnibus el 27 de diciembre pasado.

Tegero, Flores y Lucero habían sido arrestados el último 23 de diciembre luego de que realizaran una entradera en Maipú y tras protagonizar una espectacular huida, que terminó con el auto que habían robado volcado en el Acceso Sur.

Por la fuga del calabozo, los cuatro policías que estaban al cuidado de los reclusos fueron pasados a pasiva mientras se investiga su accionar. La Inspección General de Seguridad intenta determinar si se trató de negligencia o de complicidad.

 

“Pedimos declarar antes de que nos maten”

Los dos delincuentes que se escaparon de la comisaría 10 de Maipú en Nochebuena pidieron por carta que no los trajeran a Mendoza porque temían represalias por parte de los efectivos que habrían colaborado con ellos, pero desde la Inspección General de Seguridad aseguraron que tal peligro ya no existe.

 Dos de los tres evadidos, Claudio Flores y Elías Lucero, manifestaron su temor porque luego de ser recapturados en San Juan apuntaron contra los policías y los acusaron de complicidad a cambio del dinero del robo que habían cometido antes de ser detenidos.

También pidieron "protección para nuestras familia y que las dejen en paz" y concluyeron: "Pedimos declarar apenas lleguemos, antes de que nos maten".