• Domingo, 16 de julio de 2017
  • Edición impresa

En Uruguay arrancará la venta de marihuana en farmacias

Con mucha incertidumbre aún, el miércoles comenzará la comercialización de cannabis sativa en farmacias uruguayas. Es el experimento que imaginó el ex presidente Mujica para combatir el narcotráfico.

Agencias

El 19 de julio de 2017 quedará para la historia: la marihuana regulada con fines recreativos estará a la venta en las farmacias de Uruguay. Cuatro días después de la última estimación del gobierno, esa que prometía el inicio de esta tercera etapa del proyecto regulatorio en la primera quincena de julio, el “experimento uruguayo” dará inicio a la instancia más polémica y decisiva.

El demorado paso que dará el país y que convierte al Estado en dealer para combatir el mercado negro, trae más incertidumbres que certezas. Hay 20 veces menos usuarios registrados para comprar en farmacias que las estimaciones previas más conservadoras. 

La negociación con una cadena farmacéutica, que podría haber alivianado la falta de vendedores, sigue en suspenso. Y los menos militantes se fueron desestimulando a medida que el hermetismo de las autoridades sembró la desconfianza.

De hecho, los 4.617 adquirientes registrados (hasta el 6 de julio) siguen a la espera del listado de farmacias. 

La única firmeza es que, hasta ayer, solo habían firmado contrato los 16 locales. Y, por matemática básica, sigue habiendo departamentos sin siquiera un proveedor (en Florida, Durazno y Cerro

Largo no hubo un solo interesado). Estas 16 farmacias ya tuvieron  una capacitación en el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) para aprender el manejo del software y el equipo detector de huellas. 

La  novedad para los farmacéuticos es que el único gasto que asumen es el armario amurado, separado del resto de medicamentos, en que se guardará el producto. El resto de los costos corren por cuenta del Estado.

Los comerciantes podrán realizar sus pedidos a través de las computadoras que están conectadas a la red del Ircca. Como había anunciado en abril el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, a priori se venderán paquetes de cinco gramos. Cada usuario registrado tiene el derecho a comprar dos sobres por semana y así completar el máximo de 40 gramos mensuales.

 


Lo cosechado

Entre las dos empresas habilitadas por el Estado para cultivar marihuana con fines recreativos a gran escala, llevan cosechados 700 kilos. Es decir: si cada adquiriente compra el máximo, esos 40 gramos mensuales, la oferta actual permite cubrir a 17.500 personas: cuatro veces más que los anotados hasta el momento.

Para los adquirientes habrá disponible dos variedades de cannabis: una con sobre celeste y otra verde agua. Ambas tienen un nivel de psicoactivo entre medio y bajo. 

Tanto el Centro de Farmacias del Uruguay -que nuclea a los locales “de barrio” de Montevideo- como la Asociación de Farmacias del Interior coincidieron con que les “sorprendió para bien” el envoltorio en que se venderá el cannabis.


Más confianza

Desde el gobierno esperan que el comienzo “dé confianza a que más farmacias se sumen para cubrir todo el territorio”.

La legislación habilita tres vías para acceder al cannabis: autocultivo en hogares; cultivo cooperativo en clubes y venta en farmacias de marihuana producida por empresas privadas controladas por el Estado.

Los farmacéuticos son escépticos sobre la rentabilidad del negocio: cada persona inscripta tiene derecho a comprar 40 gramos mensuales, a 0,30 de dólar el gramo.

La ley fue presentada y aprobada durante el mandato del ex presidente José Mujica (2010-2015) como estrategia de lucha contra el narcotráfico.