• Jueves, 16 de marzo de 2017

Tiger recibió una transfusión de sangre y sigue en terapia tras ser herido con un petardo

El perro callejero lesionado en una protesta de municipales fue estabilizado pero sigue grave. Ambiente denunció penalmente a los gremios.

Gabriela N. Sánchez - gasanchez@losandes.com.ar

La protesta de la Federación de Sindicatos Municipales en Ciudad con participación de los sindicatos de Lavalle, Luján y General Alvear por mejoras salariales terminó con un perro gravemente herido cuando le estalló un petardo en el hocico.

El animal, que se llama Tiger y tiene unos 7 años, fue trasladado por empleados de la Fiscalía de Estado a la veterinaria Arrayanes, en Godoy Cruz, donde el médico Fabián Arnaez le brindó los primeros auxilios.

“Ya está estable, con la hemorragia controlada. Hay que esperar que pase el shock, el dolor y comprobar que no tenga lesiones cerebrales”, explicó el veterinario.

“Tiene una fractura de mandíbula y una destrucción muy grande de los tejidos blandos: labios, encías y lengua. Después tenemos que hacerle placas. Quizás debamos hacerle más de una cirugía”, agregó.

Tras las primeras atenciones, la posta la tomó el veterinario Alejandro Barón, el profesional contó que el Tiger recibió transfusiones de sangre y permanece internado en terapia intensiva en ese clínica animal ubicada en calle Paraná. 

Las personas interesadas en ayudar Tiger pueden dejar sus donaciones en Uniformes KOA (Salta 1370 de Ciudad) a nombre de Marianela, que es una joven voluntaria que se encarga de los animales de la calle, o contactarse con este grupo proteccionista a través de su Facebook.

Desde la Asociación Ecológicos Unidos se hicieron eco del maltrato animal y denunciaron el accionar de los empleados municipales durante el corte en las calles Rondeau y San Martín.

 

 

El caso recuerda a otro ocurrido en 2010, cuando el festejo de fin de curso de un grupo de alumnos del DAD (Departamento de Aplicación Docente de la UNCuyo) acabó con un petardo explotado en el hocico de Facha, un perro que se hizo célebre en Mendoza por lo mal que lo pasó y porque finalmente consiguió una familia que lo adoptó.


Denuncia penal por maltrato animal

El secretario de Ambiente, Humberto Mingorance, denuncio por maltrata animal a los dos sindicatos que participaban de la protesta en la que resultó herido Tiger. 

 

 

Un perro de la calle

Marianela, es una joven que junto a otros chicos ayudan a los perros callejeros. Cuando encuentran un animal abandonado, le colocan un collar azul con una chapita que tiene grabado el nombre del can y un número de teléfono de referencia de los voluntarios de los “Voluntarios de los perros de la Plaza Independencia”.

De esta manera se organizan para esterilizarlos y ubicarlos en familias adoptivas. Además, se encargan con dinero propio (porque no reciben financiamiento estatal) de darles comida, agua y las atenciones médicas que necesitan.

Tiger está en la calle desde hace aproximadamente dos años. Aunque ya pasó por una casa adoptiva volvió a la Ciudad y vagabundea por la Peatonal.

“Cuando apareció estaba flaco, sin dientes, muy deteriorado porque es un perro viejo”, explicó Marianela.

“Ahora está más repuesto porque le damos agua y comida”, agregó.

La proteccionista comentó que cuando se enteran de las protestas intentan darle refugio a los animales pero que nunca pueden dar con todos y es muy habitual que pasen este tipo de accidentes.

Para concientizar a la sociedad y fomentar el amor a los animales están organizando una marcha pacífica con horario a confirmar el día sábado.

“Aprovechamos este lamentable episodio para reafirmar nuestra lucha en contra de la pirotecnia. Hoy fue un perro pero mañana puede ser un niño. Hay que prohibirla”, remarcó Silvia, otra de las miembros de "Perros de la Plaza Independencia".