Miércoles, 20 de septiembre de 2017
  • Martes, 21 de marzo de 2017
  • Edición impresa

En el sube y baja del Federal A

Arrancó la Fase Reválida y los mendocinos aún no pueden encontrar una regularidad. En dos fechas, Maipú y Gutiérrez sufrieron más de la cuenta.

Juan Azor - jazor@losandes.com.ar

En el fútbol, las emociones acaso son tan imprescindibles para explicar el desarrollo de un juego como la táctica y la estrategia. Y apuntar a ese aspecto, casi tanto como los movimientos en ofensiva, puede ser determinante para jugar una instancia donde el mínimo error deriva en una hecatombe.

Y en eso andan Deportivo Maipú y Gutiérrez Sport Club; intentando controlar los impulsos que subyacen en un triunfo casi sobre el cierre o  una derrota con goleada incluida.

 

 

La primera fecha fue un guiño triunfalista para los celestes y un paso frustrado para los botelleros. En la segunda fecha, el triunfo se cambió de vereda y la derrota le dio una tremenda cachetada al conjunto del Cachorro.

“Alimentar la confianza”, piden en la intimidad de calle Boedo. “Sostener la valentía”, avisan en calle Vergara. Dos caminos para un mismo objetivo: salir del descenso y volver a pelear por el soñado ticket a la B Nacional.

Bermegui y Abaurre saben que sus equipos han mostrado rendimientos que en nada se parecieron a los que se exhibieron en este 2017. Como nunca antes, los técnicos sueñan con levantar el rendimiento jugando fuera de casa.

De momento, ninguno pudo sumar al menos una unidad. Quizás Gutiérrez esté un poco más apremiado por los números, pero esa es una condición que puede cambiar como la dirección del viento.