• Viernes, 19 de mayo de 2017
  • Edición impresa

El teatro del país recala en Mendoza

Hoy comienza la edición 32 de la Fiesta Nacional del Teatro con dos propuestas a cargo de elencos oficiales y una obra de la Comedia Cordobesa en el Independencia.

Daniel Arias Fuenzalida - darias@losandes.com.ar

Esto es un clásico cordobés. No sabemos si habrá fernet, pero sí mucho cuarteto: “Eran 5 hermanos y ella no era muy santa” es una obra emblemática del teatro de esa provincia, escrita por Miguel Iriarte a principios del ‘80, que viene ahora como “opereta cuartetera” para abrir la 32° Fiesta Nacional del Teatro. 

Así, después de 14 años vemos desembarcar al evento más importante de las artes escénicas argentinas en la provincia (la última vez fue en el 2003), ofreciendo más de 32 producciones hasta el domingo 28 de mayo. 

Y hoy será una jornada particularmente especial en sus ya 32 años de vida, porque la abrirán dos elencos oficiales: A las 18.30, en la Plaza Independencia, nuestra Comedia Municipal Cristóbal Arnold presentará la recientemente estrenada “120 kilos de jazz” (de César Brie) y, a las 20.30 en el Teatro Independencia, se realizará la apertura oficial y después la representación de “Eran 5 hermanos...”, a cargo de la Comedia Cordobesa, que con 58 años de trayectoria viene con aires de bailanta y de homenaje. 

Es que se trata de la versión libre que dirige David Piccotto (también actor, docente y gestor teatral cordobés) sobre el texto clásico de Iriarte.

 

 

Y el adjetivo “clásico” no es gratuito, porque esta comedia -desde su estreno en 1980- se mantuvo más de diez años en cartel con diferentes elencos, hasta que en junio del 2015 se estrenó esta adaptación, donde Piccotto transformó el texto costumbrista en una fiesta cuartetera.

Y no fue una irreverencia, porque captó la esencia del argumento, que indaga nada menos que en la propia identidad cordobesa: es la historia de una madre, Ramona, y la relación con sus hijos, todos de padres diferentes que viven en una villa miseria de la capital de esa provincia. Cierta vez, en el día de su cumpleaños, tiene un presentimiento que terminará cambiándole la vida a todos. 

Desde el estreno de esta versión, en el IX Festival Pensar con Humor 2015, se mantiene en cartel en salas cordobesas, espacios no convencionales, funciones didácticas para escuelas y giras por el interior en el marco del programa Corredores Teatrales. Se ganó aplausos, carcajadas, reflexiones y, lo que no es menor, la aprobación del propio autor, porque fue en definitiva un homenaje en vida (falleció poco después, en setiembre de ese año). 

Pero los reconocimientos fueron más allá también, porque satisfizo a un auditorio especialmente riguroso: ¿Cómo fue eso? “Imaginate que eran diez mil almas que nos miraban como diciendo ¡qué están haciendo ahí ustedes!”, dice Silvia Pastorino, que interpreta a Ramona, madre y líder del grupo. 

Se refiere al día en que visitaron una misa cuartetera real, de esas que viernes tras viernes sacan chispas al suelo del estadio Sargento Cabral y que dirige siempre la misma “Mona” Giménez. Cantaron unas canciones con él (no actuaron) y empatizaron con la fervorosa ola. 

Que sí, que tienen que ir al teatro, le espetó la Mona a su público. La Comedia Cordobesa, ya subida al colectivo, llevó esta obra también a plazas, una cárcel y un hospital neuropsiquiátrico. ¿Transformación en las calles? Sí. ¿Un teatro que le hable al público de sí mismo? También. 

-Y ahora una responsabilidad y un reconocimiento enorme que dos elencos oficiales abran la FNT...

-Sí, nos han hecho un tremendo reconocimiento como elenco oficial especialmente. Estar en esta fiesta -donde están los 32 mejores producciones del teatro independiente del país- es un orgullo, una responsabilidad y una tremenda alegría, porque tenemos bajo nuestra ala la apertura de un festival importantísimo a nivel nacional. Y más con esta obra, que queremos un montón y que es tan representativa de Córdoba...

Aquí también hay un homenaje a Iriarte. ¿Qué decir sobre él? “Nos posicionó en un lugar de teatro comercial que no existía en Córdoba, nos profesionalizó”, comenta la actriz, que dio sus primeros pasos en la actuación en la década del ‘80 y fue dirigida varias veces por él, incluso en el elenco original de “Eran 5 hermanos...”.

“Yo era muy novel, tenía 20 años, y trabajaba como reemplazo de la hermana más chica de la obra. ¡Mirá cómo pasa el tiempo que paso directo al rol de la madre! (ríe)”. 

 

 

-¿Cómo recordás esa producción?

-Eran mis primeros pasos como actriz, había hecho el Seminario de Jolie Libois en el Teatro San Martín, y era la primera vez que estaba en una obra con tanta repercusión, Todavía tengo grabadas las marcaciones de Miguel...

-¿Cómo era dirigiendo?

-Él era re-activo, además había estado ocho meses en Estados Unidos y venía con todo el método Stanislavski a full. Pero no era que había estudiado nomás, tenía un talento e intuición para dirigir a los actores que era único en su tipo.

En ese momento me sentí muy premiada por la vida por haber sido dirigida por él. En esa y muchas que vinieron: “San Vicente Súper Star”, “15 caras bonitas 15”, “Una familia tipo”...

-Pero lo que veremos ahora es otra cosa.

-Ahora es una “opereta cuartetera”, no ya una comedia costumbrista. Un mérito de David Piccotto, que le cambió el género y le conservó el espíritu. 

-¿Y actualizarla, quizás? 

-Al convertirla en opereta cuartetera le puso canciones, que nosotros cantamos en vivo, y las letras son generalmente las didascalias que había escrito Iriarte. Es fantástico el planteo. Cuando vino David, mis compañeros lo recibieron muy bien, pero a mí, que tengo aún en mi cabeza la imagen de aquella escenografía, de aquella madre, que era viejita, fue un poco raro el cambio...

-¿Te acostumbraste?

-Ya me acostumbré a ésta, y rescato el espíritu de lo que fue la obra. Cuando veo la recepción del público se me van acomodando las imágenes a lo que el público va recibiendo, y las imágenes de aquella propuesta frontal y costumbrista pasa a ser parte de la historia. Lo real para mí, en mi cabeza, ahora es esto.

-¿Qué elementos tuviste en cuenta para transformar esa matrona costumbrista en una líder bailantera?

-Fue una mezcla, porque nosotros trabajamos con micrófono, cada uno con el suyo (somos diez). David lo planteó como que era un grupo de cuarteto, y en este grupo de cuarteto sucede todo. Luego  se va acomodando, porque inclusive a todo el comienzo una periodista de acá lo veía como si fuera radioteatro. Ella lo identificó así porque estamos frente a un micrófono con el público de frente, no nos miramos nosotros. 

 

 

 

La ficha

32° Fiesta Nacional del Teatro
Hoy
, desde las 20.30, en el Teatro Independencia, apertura y representación de “Eran 5 hermanos y ella no era muy santa”, con la Comedia Cordobesa. Versión libre de David Piccotto de la obra de Miguel Iriarte. 
Con: Silvia Pastorino, Cecilia Roman Ros, Pablo Tolosa, Gabriela Grosso, Gabriel Coba, Giovanni Quiroga, Patricia Rojo, Carolina Godoy, Gonzalo Tolosa y Oscar Mercado. 
Idea, dirección general y puesta en escena: David Piccotto. Entrada: libre y gratuita, disponibles hasta 2 por persona en la Secretaría de Cultura (Gutiérrez 204), de 10 a 13 y de 15.30 a 19.

 

Programación

Mañana
A las 17.30
, “Cartas en bicicleta” (de Cecilia Oviedo Torres y Paula Recchiuto - Jujuy), en el Teatro Las Sillas. 
A las 19 y a las 21.30, “Tu veneno en mí” (de Manuel García Migani, Mendoza), en El Taller Centro Cultural. 
A las 21.30, “Volver a Madryn” (de Rodrigo Cuesta, Córdoba), en el Teatro Independencia. 
A las 23, “El mal (América machetada)” (de David Romano, Santa Cruz). 

Domingo
A las 18.30 y a las 20, “Dos mujeres” (de Javier Daulte, Misiones), en el Centro Cultural Lita Tancredi.
A las 19.30, “Un tonto en una caja” (de Martín Giner, Tucumán), en el Espacio Cultural Julio Le Parc.
A las 20.30 y a las 23, “Caja 99” (de Guillermo Bonaparte y Tomás Raskin, Tierra del Fuego), en el Teatro Cajamarca.
A las 21, “Nenúfares. Un espectáculo puto” (de Sergio Abbate y Pablo Tibalt, a partir del universo de Copi, Santa Fe), en el Espacio Cultural Julio Le Parc. 
A las 21, “Tu veneno en mí” (de Manuel García Migani, Mendoza), en El Taller Centro Cultural.
La entrada general tiene un valor de $70 y puede adquirirse en la Secretaría de Cultura y a través de la página web fiestanacional.inteatro.gob.ar, donde también puede consultarse toda la programación.