Domingo, 20 de agosto de 2017
  • Domingo, 13 de agosto de 2017
  • Edición impresa

El Expreso al 100 x 100

Así se fue armando el nuevo modelo de Mauricio Larriera. Un equipo que pretende estar en lo más arriba del fútbol argentino.

Gabriel Leal - gleal@losandes.com.ar

Un nuevo desafío. Otra historia que comienza a escribirse. 

El Expreso se pone en marcha y mira la Súper Liga con mucho optimismo. Tras la eliminación en la Copa Libertadores, los cañones están apuntados al campeonato que se iniciará a fin de mes.

¿Cómo se está formando el flamante modelo futbolístico? Con la salida de Lucas Bernardi, los dirigentes apostaron a Mauricio Larriera para la conducción. Todo un desafío para el uruguayo, teniendo en cuenta que será su bautismo en el fútbol argentino.

Y sí. El primer cambio grande que se vivió en la bodega. Un golpe de timón que sorprendió a muchos, luego del buen semestre que cerró el ex entrenador rosarino.

Ahora la misión es que el equipo logre el salto de calidad y encuentre la filosofía que busca el adiestrador.

Los mismos apellidos... En un mercado de pases que todavía sigue activo, el gran pase del Tomba es haber conservado la base principal del plantel.

Y es que sale de memoria el diseño Larriera, conservando los nombres que eran fundamentales para su antecesor.

De los habituales titulares, no están Rodrigo Rey (transferido al exterior) y Pol Fernández, quien está volviendo de una lesión.

Está claro que es una gran ventaja para el técnico, contar con la mayoría de los futbolistas que actuaron la pasada temporada.

Hoy el máximo referente del elenco -sin llevar la cinta de capitán- es un viejo conocido del DT: el Morro García. El delantero es inamovible en este equipo y una pieza fundamental en cualquier esquema táctico que se exponga en cancha.

A la hora de analizar el conjunto que disputó el partido de vuelta contra Gremio de Porto Alegre, la defensa sale de memoria con Galeano y Olivares como estandartes consolidados en la zona media.

En la mitad de la cancha, apareció Felipe Rodríguez en lugar de Ángel González. ¿El resto? No sufrió modificaciones. No habría que descartar en el futuro inmediato la presencia de un mediocampista central clásico, pensando que Henríquez tiene otra característica, aunque lo viene haciendo muy bien desde hace tiempo.  

Mientras, la dupla ofensiva García-Correa ya dio muestras de rendimientos calificados, con dos delanteros que se conocen a la perfección  en el sistema de ataque.

Refuerzos en puestos clave. El puesto a reforzar en el Bodeguero era el de arquero. La salida de Rodrigo Rey dejó un hueco muy difícil de llenar, por todo lo que representaba el santafesino.

El técnico recurrió a un guardameta de su confianza, con experiencia y personalidad: Leonardo Burián. Para Larriera el arco es un lugar fundamental, y por eso se tomó la decisión de prescindir de Diego Poyet para liberar un cupo de extranjero y así permitir el arribo del ex jugador de Jaguares de Chiapas. 

Pero la mayor inversión económica del club (Godoy Cruz adquirió el cincuenta por ciento del pase) en este tiempo se hizo con Victorio Ramis, una de las joyas que tenía Talleres de Córdoba. 

Después de arduas negociaciones, el atacante se puso la camiseta tombina y será una opción muy importante para el entrenador. Su versatilidad hace que pueda jugar como segundo atacante o de referencia en el área.

Felipe Rodríguez no hizo demasiado ruido, pero en los primeros pasos parece que tiene la confianza de su compatriota. Fue elegido de arranque en Brasil y le terminó ganando la pulseada a Ángel González. Larriera lo conoce bien y es consciente de lo que puede mostrar el zurdo.

Para el fondo está Tomás Cardona, una joven pieza de recambio que se sumó al plantel ante el traspaso de Danilo Ortiz.

El Tomba dejó atrás la Copa y mira al frente con enorme expectativa. Así se va moldeando buscando otros capítulos de ensueño.

 

Mauricio larriera - técnico de Godoy Cruz: “Necesito a todos muy enchufados”

“Nosotros estamos en un proceso de conocimiento entre plantel y cuerpo técnico y eso no es un detalle menor. Estos muchachos tienen una gran capacidad de orden táctico y además la entrega no se negocia nunca. “Los necesito a todos enchufados y listos, porque esto es largo y los vamos a requerir en cualquier momento. Estoy muy conforme con el plantel que tengo. Mi idea siempre es tener dos futbolistas por puesto. Creo que es lo ideal para cualquier entrenador. No queremos apresurarnos con respecto a posibles refuerzos. Estamos analizando posiciones y a jugadores que pueden cumplir distintas posiciones. Es muy valorable lo que entregan los muchachos. Con lo que vi en el partido de Copa Libertadores, estoy muy ilusionado con lo que viene para el equipo. Nos genera muchas expectativas para el futuro” 

 

Los chicos, de festejo

Godoy Cruz organizó en el club un gran festejo por el Día del Niño y los jugadores no faltaron a la cita. Como el goleador Javier Correa, que se sacó fotos con los chicos y firmó autógrafos a los presentes.